Más noticias

La hipersexualidad y la adicción al sexo ¿es normal?

Descubra las señales y diferencias de cada una y hasta que nivel son peligrosas.

San Pedro Sula, Honduras.

Actualmente estamos en la era de la información. Las personas tienen un acceso increíble a cualquier cantidad de material sobre sexualidad lo que se traduce a la hipersexualidad o adicción al sexo.

¿Pero... qué está pasando hoy en día con la gente del envío de mensajes con contenido sexual a su pareja o a otras personas relacionadas con el Sexting inclusive? Manuel Orellana, sexólogo, psicólogo y terapeuta de pareja del Hospital Bendaña explica los motivos de este fenómeno.

"Las parejas sí necesitan salir de la rutina pero no sustituir lo que es el componente afectivo - emocional y por lo consiguiente lo que es la autorización de parte de su pareja para que usted esté compartiendo material que a veces es rechazado por ser de contenido muy explícito", dijo Orellana.

¿Qué es la hipersexualidad?

Orellana lo define como la alta respuesta al deseo sexual que tiene sus niveles, pero esto significa que probablemente exista salir de la monotonía y entrar al juego previo y a otras áreas de la sexualidad que probablemente la pareja no ha tenido.

"No obstante, hay un componente muy especial y muy particular. Se convierte en adicción al sexo cuando la persona sustituye completamente lo que es la persona en sí, su pareja, y la convierte todo en un objeto sexual", explicó.

Adicción al sexo

La adicción al sexo también es el hecho de prácticamente derribar el tema del respeto aunque sea su pareja y entonces aquí inicia un conflicto que se vuelve parte de la incompatibilidad de pareja.

Es muy importante destacar que en la hipersexualidad usted puede tener un gran interés o un gran deseo por estar con su pareja, es más, de hecho, las barreras de la rutina, el cambiar de día, el cambiar de posición, la hora, etc., puede ser un gran componente de ayuda, pero esto cuando los dos se ponen de acuerdo.

Lo anterior lo que resulta es un alto interés sexual por mejorar la relación y por compartir todas aquellas fantasías que realmente hacen en la relación de pareja un momento agradable y no amenazante.

Lea: ¿Es buena o mala la pornografía?

"También está el hecho de que la persona se vuelve adicta al sexo cuando está compartiendo demasiado material que se relaciona por ejemplo con la pornografía o que está insinuando a través de la misma, que él o ella precisa de lo que aparece en el contenido o video como algo exigible, como algo que debe ser parte de la relación, eso es adicción al sexo", añade el especialista", dijo.

También es adicción al sexo el hecho de que la persona a través de estar motivando al cambio de actitud, esté prácticamente posicionando su postura personal con respecto a lo que quiere conseguir.

Es muy importante que nos demos cuenta que en la relación de pareja efectivamente tiene que haber una puesta a punto, un diálogo que esté relacionado con el compartir la fantasía, un diálogo que los lleve particularmente hacer de la relación algo distinto y no algo sugerido a través de todos los elementos que hoy en día podemos ver con respecto a la era de la información.

El especialista finaliza recomendando que es muy importante buscar la salud sexual en la pareja porque hay que recordar que el sexo promueve la liberación del tema emocional y la compartibilidad del tema de la fantasía por tal motivo es que hay que tener mucho cuidado y saber equilibrar ambos conceptos y ambos criterios.