Más noticias

¿Por qué se pierde el deseo sexual?

La falta de comunicación hasta el descuido de la higiene personal son algunas de las causas

Tras encuestar a 6,669 mujeres y 4,839 hombres, en un estudio revelaron que tanto hombres como mujeres pierden el interés sexual en sus parejas tras vivir un tiempo de convicencia.
Tras encuestar a 6,669 mujeres y 4,839 hombres, en un estudio revelaron que tanto hombres como mujeres pierden el interés sexual en sus parejas tras vivir un tiempo de convicencia.

Después de años de convivencia es común que el apetito sexual disminuya en uno o los dos miembros de la pareja. Las causas pueden ser diversas, siendo la rutina y problemas hormonales las principales.

Así lo confirmó la Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de vida realizado por científicos de la Universidad de Southampton, la University College London, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y la Universidad de Glasgow.

Tras encuestar a 6,669 mujeres y 4,839 hombres, en un estudio revelaron que tanto hombres como mujeres pierden el interés sexual en sus parejas tras vivir un tiempo de convicencia.

Ellas son más propensas a perderlo y se intensifica luego de un año de convivencia. Un 34% de las encuestadas reconoció haber perdido el apetito sexual, mientras que sólo un 15% de ellos declaró lo mismo.

Especialistas en el tema enumeran las otras tres principales causas de la pérdida del deseo sexual:

1. Se pierde la conexión emocional. Al perderse ésta, las relaciones sexuales se vuelven monótonas, completamente rutinarias. Para avivar de nuevo la llama de la pasión es necesario recuperar la complicidad y el romanticismo.

2. Descuidar la higiene personal. Cuando una pareja recién se conoce, ambos se esmeran en su arreglo personas y, por supuesto, su higiene. Este afán se va perdiendo a medida se acumulan los años de convivencia. Grave error, ya que los especialistas advierten que los malos olores y mala higiene matan la pasión.

3. Falta de comunicación. Es considerado grave el perderse la confianza. Expertos afirman que es indispensable que la pareja sostenga una buena comunicación entre ellos. Sobre todo en temas de interés y fantasías sexuales de su respectivo cónyugue. Saber qué le gusta y que no a cada uno es fundamental.