Más noticias

¡Un fin de semana sin los niños!

Expertos explican por qué las parejas deben tener un tiempo a solas y las medidas a tomar para que sus hijos queden seguros en casa

Planear de vez en cuando un fin de semana sin niños aporta beneficios a la relación de pareja, a los propios hijos y ayuda a mejorar la convivencia familiar, aseguran especialistas en psicología.

Si hace mucho que no sales solo con tu pareja a cenar, al cine o a ver una obra de teatro porque sientes culpa de dejar a los hijos con alguien más es importante que consideres que no despegarte de ellos puede ser contraproducente, afirma Enrique González Ruelas, psiquiatra.

“Los niños también tienen que aprender a vivir lejos de los papás para que al crecer puedan separarse adecuadamente y hacer su propia vida. Cuando los padres nunca se separan de los hijos dificultan el desarrollo de su autonomía e individualidad”, sostiene el psiquiatra infantil.

En cuanto a la relación de pareja, señala que pasar ratos solos, al menos una vez al mes, permite que sigan en comunicación constante, que arreglen desacuerdos que a veces no pueden discutir frente a los hijos y, sobre todo, que no renuncien a actividades que tenían antes de la llegada de los bebés, las cuales mantienen la cohesión de la pareja.

Sin embargo, explica, los papás deben considerar algunos aspectos para no arruinar su fin de semana o su salida preocupándose de más por los hijos y para que los niños no sufran sin ellos. La edad del niño, menciona, influye para determinar cuánto tiempo se pueden alejar los padres. Cuando se trata de bebés de meses, hacer salidas de unas horas, únicamente.

Los bebés de entre 2 y 4 años tienen más problemas para estar un rato sin los padres porque es la edad en la que buscan con mayor intensidad la cercanía con sus papás, apunta. Aun así, dice, es necesario enseñarles desde pequeños a ser independientes.

“Muchos niños se sienten como abandonados, dejados de lado, pero es útil explicarles que las cosas de papá y mamá son solo de ellos dos. Es una buena costumbre hacer que ellos entiendan que cada quien tiene su momento y su espacio para moverse, para salir”, asegura. Ambos especialistas comparten consejos a considerar para planear un fin de semana o una salida.

Errores a evitar

Ni con hermanos ni solos
No se deben dejar los hijos a cargo de los hermanos mayores ni solos, aunque sean tranquilos. Siempre deberán ser cuidados por un adulto responsable a fin de brindar seguridad y protección a los menores.
También se evita traspasar la responsabilidad de ser padre a los hijos mayores y permite que estos realicen sus propias actividades.

Con familiares
Los abuelos o los tíos pueden cuidar a los hijos mientras los papás pasean, pero es recomendable que sean familiares de confianza, cercanos a los niños, y adultos.

Certeza
Para evitar que después de un rato el niño llore porque quiere a sus padres, aconsejan explicarles a los hijos de manera clara que sus papás deben hacer otras cosas.
Indicarles exactamente en qué tiempo regresarán y cumplirlo para que los menores estén tranquilos.
Asimismo, deben dejar en claro que van a regresar, que no se trata de un abandono y que estarán protegidos mientras ellos salen.

Consejos para los cuidadores

Detallar todo:
Los padres pueden proponer a los cuidadores de sus hijos actividades que saben que les gustan a los niños y detallar horarios de comida, de siesta u otros.

Entretenimiento:
Los juegos de mesa, las actividades de cooperación o de trabajo en equipo pueden ser de mucha ayuda para las personas que quedan a cargo de los niños, sostiene el psiquiatra.

El día de la salida:
Habla con la persona que se quedará a cargo de tus hijos antes de salir.
Explícale cuáles son las reglas de la casa, las rutinas de los niños y cualquier otra recomendación importante. Esto ayudará a sentirte tranquila mientras estés fuera.