Más noticias

La ira en el divorcio afectará a sus hijos

Procure no hacer bandos de preferencia o involucrar demasiado a los niños en su separación.

Un divorcio provoca mucho dolor y tristeza, por lo que se recomienda buscar apoyo en la familia y los amigos. Trate que sus hijos convivan con otros niños.
Un divorcio provoca mucho dolor y tristeza, por lo que se recomienda buscar apoyo en la familia y los amigos. Trate que sus hijos convivan con otros niños.

Ciudad de México, México

Si su relación de pareja ya no funciona y va a divorciarse, antes de estallar en furia y contarles a sus hijos por qué en este momento usted odia tanto a su ex o usarlos para obtener una jugosa pensión alimenticia, piense que el divorcio es cosa de dos y que involucra a sus hijos, a quienes puede dañar profundamente.

Claudia Sotelo, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (Ceepi), considera que el error más grave que puede cometer una pareja que se está divorciando es involucrar a sus hijos en un pleito que no es de ellos.

Mejor evite las alianzas y los chantajes sentimentales, y no pierda de vista la posibilidad de recurrir a terapia psicológica si la situación le está afectando demasiado, ya que lo último que debe hacer es trasladar la rabia y la tristeza a sus hijos o volverlos sus confidentes, aconseja la especialista.

Martha Páramo, psicoanalista experta en terapia familiar, recomienda que ambos padres hablen con los niños sobre la separación.

“Hay que explicarles que las razones por las que se van a separar no tienen nada que ver con ellos; dejar muy claro que no es por alguna acción o conducta de los hijos, pues los niños generalmente se sienten culpables o piensan que ellos, porque se portaron mal, provocaron que la pareja se separara.