Más noticias

Universalidad

La labor de la comisión interventora durante cuatro años ha conseguido recuperar el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), poner orden, recuperar las finanzas y trazar ruta de expectiva que se concentrará con la selección del Directorio de Especialistas, órgano superior de administración y ejecución en la institución para dar paso a la implementación de La Ley Marco del Sistema de Protección Social, aprobada en el Congreso Nacional hace tres años.

El presidente Juan Orlando Hernádez aludió a este gran desafío en la toma de posesión con la promesa, en este segundo período, de establecer “un buen seguro de atención de salud para todos los asegurados actuales y futuros” con plena transformación al implementar su nueva Red Integral de Servicios de Salud que podrá contribuir a eliminar las deficiencias notables en la institución, especialmente en la dotación de medicamentos de manera que un altísimo porcentaje de “no hay” sea eliminado y el derechoambiente regrese a casa con las medicinas necesaria para combatir su males.

El nuevo sistema de seguridad social tiene como primer y descomunal reto ganarse la confianza de quienes financian su labor, puesto que en los nefastos años pasados una directiva, compuesta por delegados de aportantes y del sector público, no logró o no quiso impedir el saqueo de una dirección que en los nuevos tiempos estará integrada por tres directores. Las leyes enfocan, supuestamente lo mejor, pero su cumplimiento está en manos de personas a las que habrá que controlar con “cabuya corta”, aquí está la clave, pues al menor asomo de corrupción, en cualquier manifestación, hay que aplicar cirugía urgente y no cerrar los ojos y aprobar lo que “caiga”. Fue mucho el daño, habrá que levantar bandera de “nunca más” y para ello “ojo al Cristo”.

La directiva antigua, con evidencia de complicidad en el desastre, es sustituida por el Consejo de Seguridad Social, trabajadores, empresarios y jubilados tienen especial responsabilidad en defender los derechos de los aportantes y enfrentar aquellas decisiones que intenten volver al pasado. La seguridad social se sostiene con aportación privada, puesto que en el fondo del mar quedó la “deuda histórica”, aquellos recursos que el Estado debe proporcionar para la salud de los derechoambientes y sus beneficiarios. Más en estos momentos en que el faro de puerto enfoca hacia la universalidad, un sistema social incluyente, en el que aún sin cotizar, los sectores vulnerables reciban la atención en el Seguro Social. ¿Infraestructura, personal, equipo, laboratorios medicamentos...? Gigantesco reto el del IHSS.