Más noticias

Actas de cierre de las elecciones tendrán un sistema de seguridad

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras informó sobre le sistema con el que contarán las actas.

Las actas de cierre contarán con un sistema de seguridad para garantizar la transparencia electoral.
Las actas de cierre contarán con un sistema de seguridad para garantizar la transparencia electoral.
Tegucigalpa, Honduras.  La actas de cierre de las elecciones generales que se celebrarán en Honduras el 24 de noviembre próximo tendrán un sistema de seguridad para que haya una mayor transparencia en el proceso, informó hoy una fuente oficial.  El sistema permitirá que de forma automática el Tribunal Supremo Electoral (TSE) conozca el número del acta que hace falta y si corresponde a la del voto para presidente de la República, alcaldes o diputados, dijo hoy a periodistas el presidente del organismo responsable del proceso, David Matamoros.  Según el TSE, unos 5,3 millones de hondureños, de los 8,5 millones de habitantes que tiene el país centroamericano, podrán votar en los comicios de noviembre, que serán los novenos consecutivos desde que la nación retornó a la democracia en 1980, tras casi dos décadas de regímenes militares.  Líderes de los nueve partidos políticos que participarán en la contienda no descartan que haya fraude en las elecciones, pese a que el TSE ha reiterado que serán transparentes y que se contará con observadores locales e internacionales, entre los que figura una misión de la Unión Europea que ya está en el país.  Las elecciones suponen, al menos, para el presidente hondureño, Porfirio Lobo, el fin de la crisis política surgida tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, al entonces gobernante, Manuel Zelaya, cuando le restaban siete meses para concluir su mandato de cuatro años.  El mismo Lobo, quien dejará el cargo el 27 de enero de 2014, invitó hoy en Panamá a sus homólogos de Iberoamérica, durante la XXIII Cumbre que se celebra en ese país, que envíen observadores para que sean testigos de la "fiesta democrática representativa, libre y transparente" que tendrá Honduras el 24 de noviembre.  Las Iglesias católica y evangélica, entre otros sectores, han venido haciendo llamamientos a los hondureños a que concurran a las urnas y fortalezcan la democracia sabiendo escoger a quiénes quieren como gobernantes.  El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Rodríguez, dijo el viernes al Canal 5 de la televisión local, que los hondureños deben votar "libremente" y "sin miedo".  Agregó que los hondureños también deben votar "sin presiones, ni sobornos", en alusión a los políticos que pagan dinero por votos.  Rodríguez también enfatizó que la Iglesia católica no está apostando por ningún partido porque entonces estaría perdiendo su liderazgo moral.  El cardenal hondureño dijo además que el marxismo y el capitalismo fracasaron en el mundo, el primero porque fue el causante de una destrucción económica y ambiental, mientras que con el segundo se profundizó la brecha entre ricos y pobres, y se fomentó la adicción a las drogas y el alcohol, entre otros problemas.  En las elecciones de noviembre, en Honduras participarán nueve partidos políticos, cuatro de ellos fundados tras el golpe de Estado a Zelaya.  Uno de los nuevos partidos es el Libertad y Refundación (Libre), cuya candidata presidencial es Xiomara Castro, esposa de Zelaya.

Tegucigalpa, Honduras.

La actas de cierre de las elecciones generales que se celebrarán en Honduras el 24 de noviembre próximo tendrán un sistema de seguridad para que haya una mayor transparencia en el proceso, informó hoy una fuente oficial.

El sistema permitirá que de forma automática el Tribunal Supremo Electoral (TSE) conozca el número del acta que hace falta y si corresponde a la del voto para presidente de la República, alcaldes o diputados, dijo hoy a periodistas el presidente del organismo responsable del proceso, David Matamoros.

Según el TSE, unos 5,3 millones de hondureños, de los 8,5 millones de habitantes que tiene el país centroamericano, podrán votar en los comicios de noviembre, que serán los novenos consecutivos desde que la nación retornó a la democracia en 1980, tras casi dos décadas de regímenes militares.

Líderes de los nueve partidos políticos que participarán en la contienda no descartan que haya fraude en las elecciones, pese a que el TSE ha reiterado que serán transparentes y que se contará con observadores locales e internacionales, entre los que figura una misión de la Unión Europea que ya está en el país.

Las elecciones suponen, al menos, para el presidente hondureño, Porfirio Lobo, el fin de la crisis política surgida tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, al entonces gobernante, Manuel Zelaya, cuando le restaban siete meses para concluir su mandato de cuatro años.

El mismo Lobo, quien dejará el cargo el 27 de enero de 2014, invitó hoy en Panamá a sus homólogos de Iberoamérica, durante la XXIII Cumbre que se celebra en ese país, que envíen observadores para que sean testigos de la "fiesta democrática representativa, libre y transparente" que tendrá Honduras el 24 de noviembre.

Las Iglesias católica y evangélica, entre otros sectores, han venido haciendo llamamientos a los hondureños a que concurran a las urnas y fortalezcan la democracia sabiendo escoger a quiénes quieren como gobernantes.

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Rodríguez, dijo el viernes al Canal 5 de la televisión local, que los hondureños deben votar "libremente" y "sin miedo".

Agregó que los hondureños también deben votar "sin presiones, ni sobornos", en alusión a los políticos que pagan dinero por votos.

Rodríguez también enfatizó que la Iglesia católica no está apostando por ningún partido porque entonces estaría perdiendo su liderazgo moral.

El cardenal hondureño dijo además que el marxismo y el capitalismo fracasaron en el mundo, el primero porque fue el causante de una destrucción económica y ambiental, mientras que con el segundo se profundizó la brecha entre ricos y pobres, y se fomentó la adicción a las drogas y el alcohol, entre otros problemas.

En las elecciones de noviembre, en Honduras participarán nueve partidos políticos, cuatro de ellos fundados tras el golpe de Estado a Zelaya.

Uno de los nuevos partidos es el Libertad y Refundación (Libre), cuya candidata presidencial es Xiomara Castro, esposa de Zelaya.

DIJO,ACTAS,TSE,NOVIEMBRE,HONDUREÑOS,HONDURAS,ELECCIONES,DEL,LAS,LOS,