Más noticias

¡Aprender y emprender!

Toda persona que decide aprender y emprender es imperativo que en el proceso de la vida pase por tener marcas de tener iniciativa, innovación, dirigir, liderar y la capacidad de desarrollar el recurso humano.

El enfrentar cada día los retos de la globalización, tecnología y explosión demográfica, solucionar los problemas y manejar la empresa hacia el éxito es un asunto de riesgos. Muchas personas venden producto y disfrutan las ganancias del día, eso no es ser un emprendedor, sino el que disfruta sabiendo que cada proyecto que ha iniciado va creciendo, progresando, las nuevas ideas, retos, la capacidad de innovar, crear.

Podemos ver ciertas cualidades de personas que aprendieron y emprendieron retos y desafíos en su vida de desarrollo: la confianza en sí mismo, se expresa en su actitud, aptitud, capacidad, recursos y posibilidades; la tenacidad es otra cualidad, son personas que están dispuestas a actuar con decisión ante situaciones con adversidad; el trabajo en equipo, no solo son eficaces, sino que trabajan con responsabilidad y eficiencia, respetando las asignaciones de los demás y cumpliendo las de ellos mismos.

Además, la creatividad, pues siempre pasan imaginando y creando proyectos nuevos y dan soluciones originales, y la pasión, debido a que se entregan sin reservas y todo lo que emprenden lo hacen con mayor ímpetu y dedicación. Esto de aprender y emprender ha venido a desanimar a muchos jóvenes, que piensan que es solo tener éxito financiero, con base en aquellos jóvenes que se formaron en una escuela de negocios a quienes les enseñaron que todo emprendedor tendrá de forma automática una fortuna por el simple hecho de haber creado un negocio o saber vender”.

La vida no es justa, acostúmbrate a ello”, dijo Bill Gates: siempre habrá un mayor número de personas con mayores posibilidades.