Más noticias

¡Seguridad!

El vivir con seguridad es una decisión, cada vez que el ser humano se enfrenta a retos y desafíos su potencial crece; pero depende de la actitud hacia la vida; las personas más inseguras siempre intentarán exaltarse a sí mismas utilizando a otras personas, manipulándolas, la forma más baja de liderazgo. Lo hacen para llamar la atención o rebajar la estima y el liderazgo de los demás.

Toda persona en el mundo anhela tener seguridad en el presente y en el futuro; y si no tiene los principios adecuados, siempre buscará la forma de tener un sentido falso de seguridad, lo cual no es favorable y se vuelve inaceptable; los temores al futuro, fracaso, aceptación o rechazo de las personas siempre han orillado al ser humano a tener reacciones en la vida diaria y tomar las mejores acciones para el beneficio personal, lo que hace que las personas vivan en una vida efímera y pasajera sin sentido y sin propósito; si su seguridad se basa por lo que otros dicen, usted será guiado por circunstancias, lo cual le hará perder el sentido de autoridad. En el momento en que una persona le otorga mayor valor a lo que la gente opina o dice y recibe su afectividad de otras fuentes y no es de Dios, automáticamente le da libertad a vivir en total inseguridad; nuestra confianza en Dios nos permite vivir tranquilos hasta el final “porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio”, Hebreos 3:14; esto enfatiza que si permanece firme hasta el fin vamos a ver la respuesta a las metas; la inteligencia es brillante pero la sabiduría es determinante; la disciplina es la clave para lograr el éxito que Dios desea; la confianza siempre se motiva por lo que la persona pueda dar, la arrogancia por lo que puede recibir. Abraham Lincoln dijo: “Casi todos los seres humanos pueden soportar la adversidad; pero si usted quiere probar el carácter de una persona, dele poder. “Viva seguro”.