Más noticias

Ya se veía venir

El Partido Anticorrupción (PAC) liderado por el ingeniero Salvador Nasralla ya tiene algo en común con los partidos tradicionales: visto en el escándalo de corrupción, un poco irónico, ya que el nombre del partido es Anticorrupción, esto debido a que supuestamente cuatro diputados de su bancada vendieron su voto en las elecciones pasadas de la Corte Suprema de Justicia, algo que no se sabe si es cierto. Un poco lamentable para los miles de ciudadanos que pusieron toda su confianza en este nuevo partido, especialmente los jóvenes cansados del bipartidismo y del atoramiento que tiene el país con lo que han hecho los partidos tradicionales.

Este partido logró una gran fuerza y poder, tanto que sumó 13 diputados al congreso, pero mis preguntas son: ¿continuarán con esa fuerza?, ¿volverán a tener éxito? La división se está dando. De ser una bancada unida en sus decisiones, ahora examinan expulsar a 4 de sus diputados. Al principio, cuando el partido se estaba formando, muchos críticos decían que solo era una “emoción política” y que pronto el PAC se iba a desvanecer; al parecer sus profecías se están cumpliendo, Salvador Nasralla, un hombre que es muy elogiado por sus simpatizantes y también lo era por todos sus diputados, ha dado un cambio total. Marlene Alvarenga, una de las diputadas del PAC, se ha encargado de hacer una campaña en contra de Nasralla asegurando que la insultó y que la llamó “vendida”; hasta se armó un circo por las mujeres del Congreso haciendo una campaña a favor de las féminas, a mi criterio una buena estrategia para desviar el tema y tratar de hundir más al PAC.

Por otro lado, el ingeniero Salvador Nasralla afirma que todo lo que ha pasado ha sido positivo porque el partido se ha fortalecido. Que mal por Nasralla; todos sus esfuerzos contra la corrupción casi no han servido. En vez de un héroe muchos lo miran como el malo de la película, pero como dice el dicho “una golondrina no hace verano” y todo esto ya se veía venir.