Más noticias

Donación de órganos, una luz en la oscuridad

La nueva ley que se implementó en Honduras el presente año estipula que los órganos y tejidos derivados o materiales anatómicos no solo podrán ser donados por personas vivas, sino que también podrán ser retirados de cadáveres.

Es una ley que servirá para hacer trasplantes, extracción de órganos y tejidos humanos con fines terapéuticos, de investigación y docencia; sobre todo, para salvar muchas vidas.

¿Estaría dispuesto a donar sus órganos para salvar una vida, ya sea de un familiar, un amigo o un desconocido, y así darle una nueva oportunidad para seguir viviendo?

Pero esta nueva oportunidad de vida será beneficiosa para las personas que lo necesitan, gracias a las que quieran ayudar sin ningún beneficio a cambio. Solo por la gratitud y bienestar del prójimo.

Pero a las personas que no estén dispuestas ayudar de forma correcta y gratuita como acordó el Congreso Nacional, serán castigadas con 10 a 20 años de prisión.

El tráfico de órganos es algo que será penado por las leyes del país y aún más en personas que no lo hacen con ética y responsabilidad, en su área de trabajo o fuera de ellas.

Considero que esta es una de las tantas leyes que ha aplicado Honduras. Una que tardó en ser ejecutada, ya que hay muchos países subdesarrollados que ponen en práctica la donación de órganos.

Todo por el bien común y la buena salud de sus ciudadanos.

Nueva esperanza para el pueblo hondureño, podrán ver la luz en la oscuridad con esta nueva ley para los pacientes.