Más noticias

Tiran agua y calendarios para despedir el 2017

Los uruguayos se divirtieron echando baldes de agua a quines pasaban por la calle.

URU4. MONTEVIDEO (URUGUAY) 29/12/2017.- Transeúntes son mojados por habitantes de edificios hoy, 29 de diciembre de 2017, en Montevideo (Uruguay). Los montevideanos celebran cada final de año nuevo con la tradición de romper calendarios y tirar agua por las ventanas a los transeúntes que pasan por las calles del barrio Ciudad Vieja en donde se concentra parte de la actividad económica del lugar. EFE/Raúl Martínez
URU4. MONTEVIDEO (URUGUAY) 29/12/2017.- Transeúntes son mojados por habitantes de edificios hoy, 29 de diciembre de 2017, en Montevideo (Uruguay). Los montevideanos celebran cada final de año nuevo con la tradición de romper calendarios y tirar agua por las ventanas a los transeúntes que pasan por las calles del barrio Ciudad Vieja en donde se concentra parte de la actividad económica del lugar. EFE/Raúl Martínez

Montevideo, Uruguay.

Los uruguayos del histórico barrio de Montevideo, la Ciudad Vieja, realizaron hoy su tradicional tira de agua y calendarios por los balcones y ventanas de los edificios, mojando a todo aquel que pasara por las calles.

Como cada año en el último día laborable, las calles del antiguo barrio de la capital de Uruguay se vieron empapadas durante horas y cubiertas por las hojas de los calendarios que fueron arrojados.

Durante la jornada, cientos de personas que estaban en oficinas o en sus hogares se divirtieron mojando a quienes pretendían pasar por el lugar.

Por eso, muchas personas se vieron obligadas a cambiar su trayecto habitual para evitar ser víctima de los baldazos, los globos de agua o los manguerazos.

Muchos se pararon en las esquinas del barrio con sus teléfonos para filmar o tomar fotos de la "guerra de agua" y otros pasaban más de una vez por debajo de los balcones para ser mojados nuevamente, mientras que algunos pocos se enojaban cuando los alcanzaba el agua.

Asimismo, los turistas que recorrían las calles de la Ciudad Vieja sin entender demasiado esta tradicional jornada, miraban curiosos y se divertían como un uruguayo más que despide el año.