Más noticias

Defensa de Lula elogia "imparcialidad" del juez que le absolvió en un proceso

Un juez de Brasilia halló hoy inocente a Lula de los cargos de obstrucción a la justicia.

Sao Paulo, Brasil.

La defensa de Luiz Inácio Lula da Silva elogió hoy la "imparcialidad" del juez que lo absolvió de una de las causas que el expresidente brasileño tiene abiertas en la Justicia y volvió a criticar al magistrado Sergio Moro, quien le condenó en otro proceso por corrupción pasiva y lavado de dinero.

"La sentencia de absolución proferida en favor de Lula en esta fecha evidencia todavía más el carácter ilegítimo de las decisiones que lo condenaron en el caso del tríplex", subrayó el abogado del exmandatario, Cristiano Zanin Martins.

Un juez de Brasilia halló hoy inocente a Lula de los cargos de obstrucción a la justicia, formulados sobre la base de una declaración prestada por el exsenador Delcídio do Amaral, quien dijo haber intentado sobornar a un testigo de una investigación por pedido expreso del exmandatario.

Lula, sin embargo, se encuentra en prisión desde abril después de haber sido condenado en segunda instancia por recibir un apartamento en una playa de Sao Paulo de la constructora OAS a cambio de favores con contratos con Petrobras.

También lea: Lula absuelto en uno de sus seis procesos judiciales pendientes

Para el abogado de Lula, mientras el juez de Brasilia, de "forma imparcial", negó el valor de la delación de Delcidio do Amaral por ausencia de pruebas, el juez de primera instancia Sergio Moro dio valor absoluto a la declaración "informal" de un acusado para condenar a Lula en el caso del apartamento.

En su página de Facebook, el equipo del exmandatario, quien Gobernó Brasil entre 2003 y 2010, aseguró que tan solo el juez Moro "condena sin pruebas".

Señaló además que la condena contra Lula, dictada hace un año en primera instancia por el juez Moro, "no apunta cuál sería el delito criminal cometido, ni que la propiedad del apartamento sea del presidente, ni cualquier relación con Petrobras".

Moro, instructor del caso Lava Jato en primera instancia, condenó a Lula a nueve años y seis meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero la sentencia fue ampliada a 12 años y 1 mes por un tribunal de segunda instancia.

Por esa causa Lula se encuentra encarcelado en la sede de la Policía Federal de Cutitiba, capital del sureño estado de Paraná, epicentro de la Lava Jato.

Lula, sin embargo, fue ahora absuelto por el juez Ricardo Leite, del décimo Tribunal Federal de Brasilia, del delito de obstrucción a la justicia, una de las siete causas que el exmandatario tiene abiertas en la Justicia.

El magistrado Leite también absolvió a los otros seis implicados en ese caso, entre los que figuraban el propio do Amaral, el exjefe de gabinete del antiguo senador, Diogo Ferreira y el banquero André Esteves.

Do Amaral había sido detenido en 2015, tras la divulgación de una grabación de una conversación en la que ofrecía dinero al exdirector internacional de Petrobras Néstor Cerveró para que no lo comprometiera en las investigaciones sobre las corruptelas en la petrolera estatal.

Do Amaral, entonces senador del Partido de los Trabajadores (PT), confesó su supuesta responsabilidad y acusó a Lula de encomendarle el presunto soborno a Cerveró para comprar su silencio, sobre lo cual tanto la Fiscalía como el magistrado Leite entendieron que no existe "prueba documental".