Más noticias

En manos del Supremo de India despenalizar homosexualidad

En la sentencia de 2013 se criminaliza las relaciones homosexuales.

Nueva Delhi.

El Gobierno indio dejó este miércoles en manos del Tribunal Supremo la decisión de declarar inconstitucional o no el artículo 377 del Código Penal que castiga los actos "contra natura" y criminaliza las relaciones entre personas del mismo sexo.

Una sala del Supremo compuesta por cinco magistrados y encabezada por el presidente del máximo órgano judicial, Dipak Misra, inició ayer un procedimiento en el que revisa una antigua sentencia que criminaliza las relaciones homosexuales.

Durante la segunda vista celebrada hoy, el Ejecutivo del primer ministro, Narendra Modi, expuso en una declaración jurada que no replicará la decisión que tome la máxima instancia judicial en relación a la "validez constitucional del artículo 377" en lo relativo a "actos consensuados entre adultos en privado".

"El Gobierno de la India dejará dicha cuestión al juicio de esta honorable Corte", subrayó el Gobierno del partido hinduista BJP en la declaración jurada, según recogen varios medios indios.

Sin embargo, el Ejecutivo añadió que si el Supremo se pronuncia sobre otros aspectos que no sean la "validez constitucional del artículo (...) o analiza algún otro derecho a favor de o relacionado con la comunidad LGTB" (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales), le "gustaría" pronunciarse de nuevo "de manera detallada" al respecto por las nuevas connotaciones legales que podría tener.

En la sentencia de 2013 que criminaliza las relaciones homosexuales, el Supremo ratificó la validez del artículo 377, que establece penas de cárcel a "cualquiera que voluntariamente tenga relaciones carnales en contra del orden de la naturaleza".

Esta norma, una antigua ley británica que data de la época victoriana y tiene casi 150 años de antigüedad, había sido tumbada previamente en 2009 por la Corte Superior de Delhi al considerarla inconstitucional.