Más noticias

Hallan un amuleto con bendición en árabe de hace mil años en Jerusalén

El amuleto fue descubierto en una habitación de reducidas dimensiones, sellado bajo el suelo de yeso.

Fotografía facilitada por el Archivo Ciudad de David de un amuleto de arcilla hallado por arqueólogos israelíes que tiene una inscripción en árabe de hace unos mil años.EFE
Fotografía facilitada por el Archivo Ciudad de David de un amuleto de arcilla hallado por arqueólogos israelíes que tiene una inscripción en árabe de hace unos mil años.EFE

Jerusalén, Israel.

Arqueólogos israelíes han hallado un amuleto de arcilla con una inscripción en árabe de hace unos mil años en un aparcamiento situado en la parte oriental ocupada de Jerusalén, informó hoy la Autoridad de Antigüedades.

"El tamaño del objeto, su forma y el texto indican que probablemente fue usado como un amuleto de bendición y protección", señaló uno de los directores de la excavación, Yuval Gadot, profesor de la Universidad de Tel Aviv.

La inscripción dice: "Karim confía en Alá. El Dios de los mundos es Alá".

El amuleto fue descubierto en una habitación de reducidas dimensiones, sellado bajo el suelo de yeso.

Los restos de cerámica encontrados en el lugar, entre ellos una lámpara completa, han sido datados como pertenecientes al período del califato abasí, la dinastía de califas que gobernó el Imperio islámico desde 750 hasta la conquista mongola del Oriente Medio en 1258.

También lea: La ONU condena a Israel por su respuesta en Gaza y pide proteger a palestinos

Los investigadores lamentaron el mal estado de preservación en el que se encuentra la estructura, lo que les dificulta determinar su propósito, y señalaron que varias instalaciones del recinto indican actividades culinarias.

Según los arqueólogos, el pequeño amuleto es un testimonio directo de la vida cotidiana en Jerusalén durante el período islámico temprano, aunque ignoran si el objeto estaba colocado a propósito bajo el pavimento del suelo durante la construcción o si lo llevaba consigo alguien y lo perdió.

"Como el amuleto no tiene un agujero para insertar un hilo o una cuerda, suponemos que era una pieza de joyería o que estaba colocado en algún lugar del hogar", señalaron Gadot y el codirector de la excavación Yiftaj Shalev, de la Autoridad de Antigüedades.

El profesor Nitzan Amitai Preiss, experto que tradujo la inscripción, señaló que se han encontrado leyendas similares de ese período en sellos hechos con piedras semipreciosas, pero que este tipo de objeto de arcilla, especialmente tan pequeño, es un descubrimiento arqueológico poco común.