Más noticias

Inicia diálogo entre presidente Ortega y sus opositores en Nicaragua

La crisis en que se mantiene Nicaragua ha dejado 58 muertos.

El presidente nicaragüense Daniel Ortega.
El presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Managua, Nicaragua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue recibido hoy con gritos de "asesino" a la entrada de la mesa de diálogo nacional para superar la crisis que ha dejado al menos 58 muertos y centenares de heridos.

El diálogo se celebra en el Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, al oeste de Managua, al que Ortega llegó acompañado de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, en medio de fuertes medidas de seguridad.

"Bienvenidos a la sesión inaugural del diálogo nacional", anunció un representante de la iglesia, en el acto de apertura. Las pláticas serán mediadas por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que preside Leopoldo Brenes.

"Hemos conocido los dolores de la violencia. Hemos tenido la pérdida. Mi hermano menor fue capturado herido, lo torturaron y luego lo mataron. Era estudiante como ustedes", dijo Ortega entre los gritos de los universitarios que lo encaran quejándose de ser víctimas de la represión.

"No debe seguir corriendo la sangre de hermanos en Nicaragua" y "la policía tiene órdenes de no disparar" a los manifestantes, dijo Ortega tras abrirse las pláticas con sectores estudiantiles, empresarios y de la sociedad civil en el seminario de Nuestra Señora de Fátima de la capital.