Más noticias

Stephen Hawking y su tormentosa vida amorosa

La enfermera Elaine Mason fue acusada por los hijos del científico y compañeras de trabajo. "Lo trataba como lisiado".

Stephen William Hawking y su esposa Elaine Mason.
Stephen William Hawking y su esposa Elaine Mason.

Londres, Inglaterra.

Stephen William Hawking nació en Oxford el 8 de enero de 1942, brillante científico que pasó por el altar dos veces, donde no le fue tan bien.

Su primer amor fue la estudiante de filología Jane Wilde. Se casó con ella en 1965 y fruto de su relación nacieron sus tres hijos Lucy, Robert y Tim.

Luego de 26 años de feliz matrimonio, Jane y Hawing decidieron ponerle fin. Ella fue su gran apoyo cuando la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) tomó el control de sus movimientos.

Su historia de amor fue contada en la película de 2014 "The Theory of Everything".

LEA: Las escalofriantes advertencias de Stephen Hawking a la humanidad

La enfermedad le fue dejando progresivamente paralizado, hasta el punto de que solo podía comunicarse a través de un ordenador que interpretaba sus gestos faciales gracias al único músculo que controlaba, el de la mejilla.

Una experiencia traumática

Los años transcurrieron para Hawking y tiempo después el amor le volvía a sonreír. La enfermera de profesión Elaine Mason había conquistado su corazón.

Sin embargo, la suerte no estuvo presente en la relación con su segunda esposa. Elaine y Hawking se casaron en 1995, un amor con episodios turbulentos que 11 años después acabó en divorcio.

Pese a que ella era enfermera no se dedicó a los cuidados sanitarios del astrofísico. Uno de sus hijos denunció a su madrastra por supuestos malos tratos hacia su padre. El círculo más cercano la denominaba como "controladora, manipuladora y mandona", pero él siempre lo negó.

Tome nota: Las mejores frases de Stephen Hawking

En una ocasión Stephen Hawking ingresó en el hospital aquejado por una neumonía, pero aquel fue el menor de sus males. En la cara presentaba cortes y moratones, según publica diario El País.

No sólo su hijo denunció la terrible situación que acechó al físico. Una antigua sanitaria habló, dos años antes del divorcio con el periódico The Times sobre las "torturas que sufría el físico".

Explicó la forma en la que Mason se dirigía a su marido y el maltrato al que le sometía. "Siempre le insulta, es increíble, se dirige a él como el 'lisiado'", explicaba al medio británico.

Las misteriosas y constantes visitas al hospital por lesiones, la prensa empezó a publicar historias, respaldadas en relatos de diversas enfermeras, sobre supuestos abusos físicos por parte de Elaine a su marido.

Justamente fue el exesposo de Elaine, quien le había creado su sintetizador de voz.

Sobre Hawking

Tras el deterioro de salud del científico, fue Jane la madre de sus hijos quien estuvo siempre a su lado, apoyándolo.

Sus brillantes ideas y su ingenio le hicieron ganar admiradores de todos los ámbitos, mucho más allá de la astrofísica, y se le llegó a comparar con Albert Einstein e Isaac Newton, algo que desdeñaba.

Hawking desafió las predicciones de los médicos, que, a mediados de los años 1960 le dieron sólo unos años de vida después de que le diagnosticaran una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios y que lo dejó en silla de ruedas.