Más noticias

Bombardeos del régimen sirio dejan más de 400 muertos

Consejo de Seguridad de la ONU no logra acuerdo sobre un cese al fuego de 30 días para permitir ayuda humanitaria.

 Médicos tratan de resucitar a un bebé en Duma.
Médicos tratan de resucitar a un bebé en Duma. / Fotos: AFP

Duma, Siria.

La artillería del gobierno sirio disparó intensamente ayer contra la región de Guta Oriental, continuando con los bombardeos que desde el domingo pasado causaron la muerte de 403 civiles, entre ellos numerosos niños.

A pesar de múltiples llamados a un alto el fuego, el gobierno de Bashar al Asad continuó con los bombardeos preparatorios de una ofensiva terrestre contra este enclave rebelde cercano a Damasco en el que viven unas 400,000 personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó a cesar la “masacre” en Siria y el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió una tregua inmediata en el enclave convertido en un “infierno”. Varias oenegés dijeron estar horrorizadas por la amplitud de los bombardeos, de una violencia inédita desde el inicio de la guerra en Siria, en 2011.

cr-siria1-230218(1024x768)
Un residente de Hamouria, en la provincia rebelde de Guta Oriental, observa los daños causados por los bombardeos del régimen del presidente sirio Bashar al Asad y sus aliados rusos.

El Consejo de Seguridad de la ONU debía pronunciarse sobre un proyecto de resolución para establecer una tregua de 30 días que permitiera el acceso a Guta Oriental. Según el embajador de Rusia, Vasily Nebenzia, ayer “no hubo acuerdo” al respecto entre los 15 miembros del organismo.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, había asegurado que su país estaba dispuesto a examinar este texto bajo algunas condiciones y señaló que Moscú había propuesto “hace unos días” a los combatientes de Guta Oriental evacuar el sector pero que los yihadistas y sus aliados habían “rechazado categóricamente la propuesta”.

Solo ayer, una lluvia de cohetes mató a por lo menos 41 civiles, entre ellos siete niños, en Guta Oriental, afirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

cr-siria2-230218(1024x768)
Voluntarios rescatan a un menor de entre los escombros en la misma ciudad.

Según la oenegé Médicos Sin Fronteras, 13 de los hospitales en los que trabajan en Duma se vieron afectados por los bombardeos en los últimos tres días. En total, “cinco días de intensos ataques aéreos y disparos de artillería mataron a 403 civiles, entre ellos 95 niños”, indicó el OSDH.

Un infierno

“Estamos esperando nuestro turno para morir”, dijo Bilal Abu Salah, de 22 años, cuya esposa está embarazada de cinco meses de su primer hijo en Douma, Guta Oriental.

“Casi todas las personas que viven aquí ahora están en refugios. Hay cinco o seis familias en un hogar. No hay comida ni mercados”.

cr-siria01-230218(1024x768)
Bombardeo en Kafr Batna.

El Comité Internacional de la Cruz Roja exigió un acceso a Guta Oriental para socorrer a los heridos que mueren debido a la falta de asistencia inmediata y de medicamentos.

Varios hospitales fueron alcanzados por los ataques gubernamentales que incluyen en lanzamiento de barriles de explosivos, un arma denunciada por la ONU. “El régimen pretende atacar grupos armados pero en realidad sólo apunta contra los civiles”, declaró Ahmed Abdelghani, un médico que trabaja en los hospitales de Hamuriyé y Arbin, ambos bombardeados.