Más noticias

El ejército egipcio mata a 15 supuestos yihadistas y arresta a 153 en el Sinaí

El Ejército mantiene una guerra abierta en el norte del Sinaí contra la filial del grupo terrorista Estado Islámico.

Las fuerzas egipcias patrullan la localidad de Sheikh Zuweid, al norte del Sinaí, Egipto. EFE/Archivo
Las fuerzas egipcias patrullan la localidad de Sheikh Zuweid, al norte del Sinaí, Egipto. EFE/Archivo

El Cairo, Egipto.

Las Fuerzas Armadas egipcias anunciaron hoy la muerte de 15 supuestos yihadistas y el arresto de otros 153 sospechosos, algunos de ellos extranjeros, en el Sinaí (noreste), en el marco de la gran operación de seguridad iniciada el pasado viernes.

Desde el comienzo del operativo, el Ejército ha informado de la muerte de un total de 53 supuestos yihadistas y del arresto de 679, incluyendo los de hoy, según los comunicados difundidos por el portavoz castrense, Tamer al Refai.

El Ejército detalló, en su comunicado de hoy, que destruyó 38 túneles que usaban los radicales para atacar a las Fuerzas Armadas y lograron desactivar 63 cargas explosivas.

Lea más: Alertan que EEUU y China se preparan para un posible conflicto

Los militares no han informado de víctimas civiles ni en las filas castrenses en el operativo, iniciado el pasado viernes y que continúa abierto.

La operación se produce a un mes y medio de las elecciones presidenciales, que se celebrarán entre el 26 y el 28 de marzo y en las que busca la reelección el exmariscal Abdelfatah al Sisi.

El Ejército mantiene una guerra abierta en el norte del Sinaí contra la filial del grupo terrorista Estado Islámico (EI) desde finales de 2014.

Lea más: EEUU: Servicio militar, entre los pocos caminos viables para "dreamers"

El grupo, responsable de numerosos ataques contra civiles en los últimos meses, en especial contra cristianos coptos, mantiene una intensa actividad entre las localidades de Al Arish, capital del norte del Sinaí, y Rafah, fronteriza con Gaza.

El Gobierno también ha acusado a la filial del EI de haber perpetrado el atentado del pasado noviembre contra una mezquita en Al Rauda, en el Sinaí, un ataque en el que murieron 310 musulmanes, pero el grupo no ha reivindicado.

El pasado 29 de noviembre, Al Sisi dio un plazo de tres meses al jefe del Estado Mayor, Mohamed Farid Hegazi, para que recuperase la seguridad en la península del Sinaí, cinco días después de ese brutal atentado terrorista.