Más noticias

Cae exrecaudador de impuestos de Guatemala por corrupción

Esto es "un montaje", "me acusan de haber dado un soborno, pero no sé a qué se deba", dijo Rudy Villeda.

El exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) Rudy Villeda (I) espera en la carceleta de Torre de Tribunales. EFE
El exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) Rudy Villeda (I) espera en la carceleta de Torre de Tribunales. EFE

Guatemala.

El exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Rudy Villeda, es una de las ocho personas que fueron detenidas hoy en Guatemala sindicadas de corrupción.

Las capturas se realizaron durante varios allanamientos dirigidos por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público y apoyados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Hasta ahora las autoridades no han revelado el caso en el que estaría implicado Villeda ni las otras personas, pero anunciaron una rueda de prensa en las próximas horas.

"Yo trabajé ahí (en la SAT) y traté de hacer todo apegado a la ley. Dios sabe que he sido una persona de buenos principios", mencionó Villeda a los periodistas que lo rodeaban a su llegada a la Torre de Tribunales.

Los demás detenidos son Marlon Estuardo Marroquín Silva, Cristian René Álvarez Vega, Jorge Dagoberto Arreola Lucero, Jorge Luis Monterroso Toledo, Jorge Mario Morán Sosa, Luis Fernando Leal e Igmar Walterio Iten.

Leal, directivo del Ingenio azucarero Magdalena, evitó responder a preguntas a su llegada a los tribunales, mientras que Iten, dueño de una empresa de chatarra que había sido señalado en múltiples ocasiones por la prensa local de evasión fiscal, dijo ser inocente.

Esto es "un montaje", "me acusan de haber dado un soborno, pero no sé a qué se deba", agregó.

Por su parte, Morán Sosa indicó desconocer los motivos de su captura y reconoció que trabajó durante 15 años en la empresa Aceros de Guatemala hasta enero de 2017, una entidad que ya fue acusada de evitar el pago de unos 33,3 millones de dólares en obligaciones fiscales.

El exjefe de la SAT, a cargo del ente recaudador entre 2008 y 2012, había sido detenido en 2015 por un caso de exoneración de impuestos en el aeropuerto internacional La Aurora, pero quedó en libertad bajo fianza.