Más noticias

La advertencia de Hawking: La Tierra se convertirá en un mundo infernal

El reconocido físico británico da una esperanza de vida de 200 años al Planeta tras estudiar el impacto del cambio climático en los últimos meses.

Tras la advertencia de Hawking,  Trump consideró “concebible” que su país “retorne” al Acuerdo de París sobre cambio climático, aunque reiteró que ese pacto es “muy injusto con Estados Unidos”.
Tras la advertencia de Hawking, Trump consideró “concebible” que su país “retorne” al Acuerdo de París sobre cambio climático, aunque reiteró que ese pacto es “muy injusto con Estados Unidos”.

Estados Unidos.

Incendios, inundaciones, huracanes y terremotos han golpeado distintos puntos del planeta Tierra en los últimos meses dejando miles de muertos y causando pérdidas millonarias en decenas de países.

Pero lo peor aún esta por venir. Según el reconocido físico Stephen Hawking, de continuar el actual ritmo del cambio climático, la Tierra se convertirá en “un mundo infernal” con temperaturas similares a las del planeta Venus.

Hawking, quien culpó al presidente estadounidense Donald Trump de “condenar al planeta” por retirarse del Acuerdo de París, advirtió que en menos de 200 años la Tierra rondará una temperatura promedio a los 460°C, la misma que tiene el segundo planeta del Sistema Solar.

El científico, reitera en su programa “Mis Lugares Favoritos”, que la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera de Venus hizo que los océanos desaparecieran, convirtiendo al cálido planeta en un entorno hostil con vientos de hasta 300 Km/h.

Hawkings destaca que en muchos aspectos, la Tierra y Venus son como parientes cercanos, “ambos planetas tienen casi el mismo tamaño y atmósfera”.

“Venus es un ejemplo de calentamiento descontrolado”, señala Hawking, algo que también podría ocurrir en la Tierra si los gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzan niveles extremos.

“La próxima vez que te encuentres con un negacionista del cambio climático, diles que hagan un viaje a Venus. Pagaré el pasaje”, afirmó.

clima.264(1024x768)

Rectificación

Tras la advertencia de Hawking, Trump consideró “concebible” que su país “retorne” al Acuerdo de París sobre cambio climático, aunque reiteró que ese pacto es “muy injusto con Estados Unidos”.

“Sería concebible que retornemos [al acuerdo] (...) El Acuerdo de París realmente eliminó nuestra ventaja competitiva. Y yo no voy a permitir que eso ocurra”, dijo en una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra de Noruega, Erna Solberg.

De acuerdo con el presidente de Estados Unidos, el acuerdo alzando en París “nos penalizaba mucho. Nos hizo muy difícil negociar desde el punto de vista de los negocios. Nos quitó muchos de nuestros recursos más valiosos”. Estados Unidos, señaló, es “un país rico en gas y carbón y petróleo y muchas otras cosas. El acuerdo impuso enormes sanciones a que lo usemos. Hirió a nuestros negocios”.

El Acuerdo de París es un entendimiento global, sellado en la capital francesa en 2015, que establece metas de reducción en emisiones contaminantes para combatir el cambio climático.

En junio del año pasado, Trump sacudió al mundo al anunciar la salida de Estados Unidos de ese acuerdo, a pesar de una oleada de pedidos para que permaneciera en él.

“Tenemos una posición muy fuerte en favor del medio ambiente. Puedo decir que al menos yo tengo una posición muy fuerte”, dijo Trump, aunque agregó que también quería “negocios y empresas que puedan competir”.

Lo cierto es que el año pasado fue el más caro de la historia de EUA en catástrofes naturales, debido a una serie de incendios, heladas, inundaciones y huracanes que significaron pérdidas por 306.000 millones de dólares, de acuerdo con un informe del gobierno estadounidense divulgado la semana pasada.

En 2017, un total de 16 desastres naturales costaron la vida a al menos 362 personas, dijo el documento de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA).

No obstante, el número de muertos podría aumentar sensiblemente una vez que Puerto Rico termine su revisión de las muertes por el huracán María, dijeron los expertos.

El año más costoso para el gobierno estadounidense había sido hasta entonces el 2005, cuando hubo pérdidas por 215.000 millones, debidas en su mayoría a los huracanes Katrina, Wilma y Rita.

Las millonarias pérdidas generadas por el paso de los huracanes convirtieron la de 2017 en la temporada de huracanes más cara jamás registrada, con 265.000 millones.

El huracán Harvey, que produjo fuertes inundaciones en Texas, costó 125.000 millones de dólares, solo superado por el huracán Katrina en 2005, de acuerdo con los registros históricos de desastres millonarios, que se llevan desde hace cuatro décadas.

El huracán María, que devastó gran parte de Puerto Rico, costó 90.000 millones, mientras que el huracán Irma, que azotó el Caribe y Florida, costó 50.000 millones.

“El huracán María ahora se ubica como el tercer desastre climático y meteorológico más costoso jamás registrado en el país, e Irma se clasifica como el quinto”, agregó el informe de la NOAA.

Por su parte, la temporada de incendios forestales en el oeste, que arrasó buena parte de California, costó 18.000 millones de dólares “triplicando el récord anual del costo de incendios forestales en Estados Unidos”, detalló el informe del organismo.

001_VL05L_preview(1024x768)

Colonizar el universo

El año pasado también fue el tercero más cálido registrado en Estados Unidos, y otras partes del mundo, después de 2012 y 2016. “La señal a largo plazo está relacionada con el calentamiento global a largo plazo”, dijo Deke Arndt, jefe de la sección de monitoreo de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la NOAA.

Sin embargo, esa tendencia al calentamiento no descarta la probabilidad de fuertes tormentas invernales. “Vivimos en un mundo que se calienta, pero todavía tenemos fríos muy fríos”, dijo.

Ante la inminencia de la muerte del planeta, Hwakings propuso dirigir la mirada hacia Alfa Centauri, el sistema estelar más cercana al Sol, ubicado a unos 4,37 años luz o 41,3 billones de kilómetros del planeta azul. A partir de esto, Hawking pidió financiar el proyecto Breakthrough Starshot, del que hace parte, que consiste en elaborar una sonda en la que viaje una nanonave casi alcanzando la velocidad de la luz.

Este sistema “podría hacer un viaje entre la Tierra y Marte en menos de una hora y llegar a Alfa Centauri en un poco más de 20 años”, manifestó Hawking. Si todo sale como lo esperado, para la mitad de este siglo ya podrían existir muestras del planeta que alcanzó en dicho sistema estelar.

Además, instó a los principales países a que envíen astronautas a la Luna, con el objetivo de volver a la exploración espacial, incluyendo la instalación de una base lunar en 2025.