Más noticias

La esperanza se agota pese a la intensa búsqueda del submarino argentino

Unos 13 países enviaron ayuda con la esperanza de hallar con vida a los 44 tripulantes.

Operación de un avión en la búsqueda del submarino ARA San Juan. EFE
Operación de un avión en la búsqueda del submarino ARA San Juan. EFE

Bogotá, Colombia.

La esperanza de hallar con vida a los 44 tripulantes del submarino argentino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado miércoles, se desvanece a medida de que pasan las horas, pese a la intensa búsqueda y la ayuda de 13 países.

Tras una semana desde que el submarino de la Armada se comunicó por última vez, familiares y amigos vieron mermadas sus esperanzas al escuchar al capitán de navío Enrique Balbi, portavoz de la fuerza naval, que advirtió que se está en una fase "crítica" en cuanto a la disponibilidad de oxígeno y señaló que, por el momento, no se ha establecido "ningún tipo de contacto" con ellos.

El exvicealmirante Antonio Mozzarelli, quien participó de la inspección de una reparación efectuada al submarino ARA San Juan en 2014, dijo sobre el oxígeno y la capacidad de la nave, que "es cierto que si no renovaron el aire tienen 7 días, pero adentro tienen botellones y cápsulas que les darían más tiempo".

El submarino partió el lunes 13 de noviembre del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, adonde debía haber llegado entre el domingo y lunes pasados.

En el momento de conocerse la tragedia, unos 13 países enviaron ayuda y expresaron su solidaridad con el presidente argentino, Mauricio Macri, y su pueblo.

El viernes pasado la Armada Argentina confirmó que el submarino reportó por última vez su posición en la zona del Golfo San Jorge, en la Patagonia argentina, la madrugada del miércoles, por lo que, pasadas 48 horas sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar el protocolo de búsqueda.

El presidente ruso, Vladimir Putin, puso hoy a "disposición inmediata un buque oceanográfico de alta complejidad, de gran utilidad para este tipo de operaciones".

Desde España llegó hoy a la sureña ciudad de Comodoro Rivadavia, un avión Falcón 900 con tres contenedores llenos de víveres, oxigeno, comida y medicamentos de la Fuerza Aérea para un eventual rescate.

"Hace tiempo que di la orden de ayudar a Argentina con la misión de búsqueda y rescate de su submarino desaparecido. ¡Que Dios les acompañe a ellos y al pueblo de Argentina!", dijo el presidente de USA, Donald Trump, en su cuenta de Twitter.

amp-twitter width="390" height="330" layout="responsive" data-tweetid="933448074348900354" data-cards="hidden">

Estas ayudas se suman a las más de 4,000 personas que trabajan en el operativo de búsqueda -sobre barcos, en aeronaves de exploración o en los cinco puntos logísticos en tierra-, entre personal argentino y de otros países que han cooperado, como USA, Reino Unido, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay, Francia y España.

En una sesión de la Cámara de Diputados se difundió la lista con los nombres de los 44 tripulantes del submarino a modo de homenaje.

Entre ellos está el capitán de fragata Pedro Martín Fernández y el capitán de corbeta, Jorge Ignacio Bergallo, así como cinco tenientes de navío, de los cuales hace parte Eliana Krawczyk, la única mujer, y primera submarinista en obtener el cargo de oficial de la historia del país.

También dos tenientes de fragata, dos tenientes de corbeta, un suboficial principal, cuatro suboficiales primeros, ocho suboficiales segundos, doce cabos principales, siete cabos primeros y un cabo segundo.

Sin embargo, los amigos y familiares de los tripulantes mantienen la esperanza de su regreso.

"Sabemos que van a venir, tenemos plena confianza, los estamos esperando. A seguir luchando, pensando, rezando, teniendo fe", cuenta Diego, amigo de Jorge Bergallo.

La hermana de Cristian David Ibáñez, dijo que si el operativo de búsqueda hubiese empezado "antes", los tripulantes ya estarían con sus familias.

Hasta ahora, no ha habido ni un solo rastro del sumergible y las familias de los tripulantes aguardan noticias en la Base Naval de Mar del Plata.

Por otro lado, la jueza encargada del caso por la desaparición del submarino aseguró que hay "información muy sensible" que obedece al "secreto de Estado".

"Estamos hablando de una embarcación de guerra, permítame que me guarde algunos detalles porque en este momento y con la sensibilidad que hay en torno al tema no me aventuraría a hacer otra consideración", explicó. EFE