Más noticias

Texas: tribunal permite la aplicación parcial de ley antinmigrante

La ley prohíbe las "ciudades santuario" y permite a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona.

El panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito Quinto, decidió que las ciudades o condados no pueden aprobar políticas que prohíban a las autoridades locales proporcionar asistencia a los agentes federales.<br/>// Foto EFE<br/>
El panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito Quinto, decidió que las ciudades o condados no pueden aprobar políticas que prohíban a las autoridades locales proporcionar asistencia a los agentes federales.
// Foto EFE

Austin, EUA.

Un tribunal de apelaciones estadounidense aprobó hoy la entrada en vigor de parte de una ley antinmigrante de Texas, que prohíbe las "ciudades santuario" y permite a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona detenida en ese estado sureño.

La decisión permite requerir a las cárceles locales cumplir las detenciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), aunque reduce "considerablemente" la obligación de estas prisiones, indicó a Efe la vicepresidenta de litigios del Fondo Méxicoamericano para la Educación y Defensa Legal (MALDEF), Nina Perales.

"Debido a que estas detenciones son una cuestión de cumplimiento voluntario bajo la ley federal, lo seguirán siendo bajo las porciones de (la ley estatal) SB4 que entrarán próximamente en efecto", apuntó la letrada.

El panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito Quinto, con sede en Nueva Orleans (Luisiana), decidió que las ciudades o condados no pueden aprobar políticas que prohíban a las autoridades locales proporcionar asistencia a los agentes federales.

Sin embargo, apuntaron en su fallo que la ley no puede castigar a aquellos funcionarios y empleados locales que critiquen la aplicación de la ley de inmigración, una de las medidas de la SB4.

También lee: EUA despliega más agentes migratorios en "ciudades santuario"

Con esto, los magistrados continuaron bloqueando uno de los puntos más controversiales de esta legislación: las sanciones -entre 1.000 y 25.000 dólares-, despidos y penas de cárcel a los alguaciles y policías locales que apliquen políticas que protejan a los indocumentados de la deportación, como ocurre en las "ciudades santuario".

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, elogió la decisión del tribunal y predijo que la citada ley finalmente se declarará constitucional y "se autorizará en su totalidad".

En un comunicado, Paxton insistió en la idea de que la aplicación de la ley de inmigración "ayuda a prevenir que criminales peligrosos sean liberados" en el estado sureño.

Así, este fallo permite a Texas hacer cumplir las disposiciones básicas de la ley SB4 mientras estudia la decisión de una corte federal de San Antonio (Texas) que bloqueó su aplicación dos días antes de que entrara en efecto el pasado 1 de septiembre.

El magistrado Orlando García ordenó entonces el bloqueo temporal de la ley SB4, que obliga a las autoridades locales a colaborar con los agentes federales de inmigración y les permite indagar el estatus migratorio de cualquier persona en busca de indocumentados, incluso durante una parada por cuestiones de tránsito.

El estado de Texas decidió recurrir el bloqueo de su ley ante ese tribunal de apelaciones, que con una mayoría de jueces nombrados por los expresidentes republicanos George W. Bush y Ronald Reagan, es uno de las más conservadoras del país.