Más noticias

México: Buscan entre las ruinas a más de 100 desaparecidos

Familiares esperan con fe que sigan los milagros, pues ayer todavía seguían rescatando a personas con vida.

Autoridades mexicanas reportan que ya suman 302 fallecidos.
Autoridades mexicanas reportan que ya suman 302 fallecidos.

Ciudad de México.

La cifra de víctimas mortales del poderoso terremoto registrado el martes pasado en el centro de México subió a 302 en el último reporte emitido anoche.

El secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, dijo que aún hay más de un centenar de desaparecidos, enfatizando que son un “poquito más de cien” entre la capital y los estados de Morelos, Puebla, México, Guerrero y Oaxaca.

La búsqueda “no va a parar hasta lograr la localización y el rescate de estas personas que muy posiblemente están entre los escombros”, dijo el ministro, quien admitió que la lluvia de las últimas horas no está ayudando mucho.

Explicó que una vez pasada la fase de la emergencia, se procederá a levantar un censo “casa por casa” de los daños provocados por el sismo.

JF MExicoo 220917 (2)(1024x768)
La ardua jornada de búsqueda ha sido de a ratos quitando escombros, a ratos descansando.

Después de esa etapa, se procederá a retirar todo el escombro, una labor que requerirá de varias semanas porque “son miles de toneladas”, y luego arrancará la fase de la reconstrucción.

“En este momento, lo más importante es poner a salvo a toda la población”, insistió Osorio, al aludir a la gran cantidad de inmuebles que resultaron gravemente dañados por el movimiento telúrico tanto en la capital como en los estados cercanos.

En un balance preliminar de los muertos en el sismo las víctimas se cuentan así: 142 en la Ciudad de México, 97 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca”.

Solo en la Ciudad de México han fallecido 142 personas, calculan que todavía hay alrededor de 50 personas en inmuebles derruidos por el terremoto. Otras 60 personas han sido rescatadas con vida, informó el jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera.

JF MExicoo 220917 (9)(1024x768)
La búsqueda no ha cesado porque el tiempo para hallar sobrevivientes entre los restos de edificios se acorta.

Contrarreloj

Junto con centenares de allegados de de-saparecidos que aguardan con fe y paciencia afuera de los edificios derrumbados por el sismo, centenares de voluntarios trabajan con máscaras para protegerse del polvo al despejar los escombros, distribuir alimentos entre los familiares y socorristas. De repente, muchos pasan corriendo en dirección a los escombros, munidos de vigas y tablas.

Médicos, médicos”, grita alguien un poco después, haciéndose eco de los pedidos provenientes del inmueble derrumbado.

El tiempo se acelera, algunos voluntarios corren ahora hacia las ruinas. Pero poco después las voces rompen nuevamente el silencio, los puños se bajan. Señal cruel para los allegados que siguen esperando.

El tiempo apremia porque el protocolo indica que a partir de las 72 horas se detengan las búsquedas y lleguen los bulldozers para retirar los escombros. Ya hay familiares que pasan con carteles contra las máquinas.

JF Mexico1 220917 (1)(1024x768)
Llegan refuerzos de todo el mundo a echar una mano.

Agotados

A medida que el tiempo se agota, el cansancio es más evidente entre quienes encaran las tareas de rescate y ayuda en Ciudad de México.

A la incertidumbre por los eventuales sobrevivientes, se suma el agotamiento de muchos de los miles de voluntarios que saltaron a las calles desde que estalló la emergencia, al mediodía del martes.

En la capital se reporta a decenas de personas desaparecidas que se teme están en la cuarentena de edificios que colapsaron y donde se concentran los esfuerzos de rescate este jueves. En el céntrico barrio Roma, los rescatistas batallan en su intento de hallar a por lo menos 23 desaparecidos en lo que fue un edificio de siete pisos y ahora es una montaña de ruinas.

De los escombros de esa edificación los equipos de socorro han sacado a 28 personas vivas hasta ahora, según las listas que ellos mismos publican.

JF DF 220917 (1)(1024x768)
Las autoridades desmintieron que se esté utilizando maquinaria pesada para demoler edificios derruidos por el sismo.

En el Parque México del barrio Condesa, la bella arquitectura de inicios del siglo XX contrasta con el ajetreo y las pilas de alimentos acumuladas en un improvisado centro de acopio.

“Estamos coordinando grupos, aunque hay gente que se está desesperando, los tenemos esperando”, dice Fernando Olea, a cargo de un grupo de ayuda civil. Paola Díaz, una de los célebres Topos de México, rescatistas voluntarios surgidos tras el devastador sismo de 1985, ruega que las autoridades no detengan el trabajo de rescate.

“Después de 72 horas se suspenden las labores de rescate y se empieza la demolición (...) yo pediría que no se fuera tan estricto con este protocolo, que hubiera un poco más de flexibilidad”, dijo Díaz, de 53 años. Numerosos países han dado muestras de solidaridad, con equipos de rescatistas de Honduras, El Salvador, Panamá e Israel que ya están en México. México se ubica entre cinco placas tectónicas cuyos movimientos lo convierten entre los países con mayor actividad sísmica en el mundo.

El pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8.1, el más fuerte en un siglo en México, causó 96 muertos y más de 200 heridos en el sur del país, especialmente en los estados de Oaxaca y de Chiapas.