Más noticias

Barcelona: Atentado deja víctimas de 18 nacionalidades

Latinoamericanos están en la lista de heridos. Las autoridades aún no encuentran al conductor que embistió a la multitud.

VER MÁS FOTOS
Forensic policemen arrive in the cordoned off area after a van ploughed into the crowd, killing 13 persons and injuring over 80 on the Rambla in Barcelona on August 17, 2017.
A driver deliberately rammed a van into a crowd on Barcelona's most popular street on August 17, 2017 killing at least 13 people before fleeing to a nearby bar, police said.
Officers in Spain's second-largest city said the ramming on Las Ramblas was a 'terrorist attack'. / AFP PHOTO / Josep LAGO /

Barcelona, España

El atentado terrorista que sacudió Barcelona el jueves, dejando al menos 13 víctimas de cerca de 18 nacionalidades, según Protección Civil, sumó a varios latinoamericanos entre el centenar de heridos.

Las autoridades detallaron que entre los afectados hay ciudadanos de Alemania, Argentina, Australia, China, Bélgica, Cuba, Francia, España, Holanda, Hungría, Perú, Rumanía, Irlanda, Grecia, Macedonia, Italia y Venezuela, entre otros, sin especificar si se trataba de heridos o de fallecidos.

Dos costarricenses que estudian en Barcelona resultaron con heridas leves, informó la Cancillería de ese país. "Se tiene conocimiento de dos costarricenses, estudiantes en Barcelona, que estaban en el lugar donde fue el atentado y resultaron con heridas leves", indica el reporte en donde no fueron detalladas las identidades por petición de ellos mismos, "están en sus apartamentos y fuera de peligro", agregó la fuente.

La Cancillería de Argentina confirmó que dos ciudadanos de ese país también resultaron afectados, una de ellas es una mujer de 67 años y un hombre de 37 que ya fue dado de alta en el hospital donde fue atendido.

Alejandro Alonso, cónsul de Argentina en Barcelona, dijo en declaraciones a medios locales que "de los 77 heridos" dos son de nacionalidad argentina, pero indicó que ambos se encuentran fuera de peligro.

"El consulado está a 300 metros de donde comenzó el atentado. Plaza Cataluña, es el centro de Barcelona. Comienzo a escuchar ruidos de sirenas, me asomo por la ventana y veo gente corriendo", relató el cónsul, quien reconoció que "apenas sucedió" se comunicó con el canciller argentino, Jorge Faurie.

No encuentran al conductor

El conductor de la furgoneta que arrolló a la multitud en una turística arteria de Barcelona, matando a por lo menos 13 personas e hiriendo a otras más de 100, continúa sin ser capturado, indicó el portavoz de la policía regional catalana.

El individuo salió de la camioneta tras haber embestido a los numerosos peatones que se encontraban en las Ramblas en ese momento y se fue corriendo sin decir nada, explicó en una rueda de prensa el portavoz, Josep Lluis Trapero. No parecía armado, añadió.

Las otras dos personas detenidas por su presunta implicación en el atentado son un español nacido en Melilla y un marroquí identificado como Driss Oukabir, agregó. Oukabir fue detenido en Ripoll, en el norte de Cataluña, prosiguió el policía.

El sospechoso español fue arrestado en Alcanar, a unos 200 km al sur de Barcelona, donde la pasada madrugada tuvo lugar una explosión en una vivienda que dejó un muerto. Los investigadores vinculan esta explosión con el atentado en Barcelona al sospechar que en la casa se estaba "preparando un artefacto explosivo".

El ataque en la segunda ciudad de España fue reivindicado por la organización ultrarradical en un comunicado difundido por su agencia de propaganda Amaq: "Los ejecutores del ataque de Barcelona eran soldados del Estado Islámico".

"La operación se realizó en respuesta a los llamados contra los Estados de la coalición" internacional antiyihadista que opera en Siria e Irak, agregó.

El ataque recordó otros atentados terroristas en Europa con vehículos, como el de Niza el 14 de julio de 2016, cuando un camión conducido por un tunecino se lanzó contra la multitud, matando a 86 personas y dejando más de 400 heridos.

Reapertura del centro

La casa real española condenó en duros términos el atentado en Twitter: "Son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar. Toda España es Barcelona. Las Ramblas volverán a ser de todos".

"Los terroristas nunca derrotarán a un pueblo unido que ama la libertad frente a la barbarie", señaló de su lado el jefe de gobierno, Mariano Rajoy, quien viajó a Barcelonajunto con su vicepresidenta y el ministro del Interior.

Luego de haberse mantenida la zona sellada por un cordón de seguridad desde la hora del ataque, las autoridades informaron la noche del jueves que se levantaban las restricciones de acceso al centro de la ciudad y se levantaba el confinamiento para las últimas personas que se mantenían refugiadas en comercios.

El ataque originó el cierre de las estaciones de metro y de tren alrededor de la zona, a la vez que fueron canceladas todas las "actividades lúdicas" de la jornada en la ciudad más turística de España.

Condenas

El ataque también recibió la censura internacional. "Estados Unidos condena el ataque terrorista en Barcelona, España, y hará todo lo que sea necesario para ayudar", escribió el estadounidense Donald Trump en su cuenta en Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, transmitió "la solidaridad de Francia con las víctimas", mientras que la primera ministra británica, Theresa May, dijo que su país "apoya a España contra el terrorismo".

España, tercer destino turístico mundial, había permanecido hasta ahora al margen de la reciente ola de atentados de Estado Islámico en grandes ciudades europeas como París, Bruselas, Londres, Niza o Berlín.

Pero el 11 de marzo de 2004 sufrió los atentados yihadistas más mortíferos cometidos en Europa, cuando una decena de bombas estallaron en varios trenes de Madrid causando casi 200 muertos. Los ataques fueron reivindicados en nombre de Al Qaida por una célula islamista radical.