Más noticias

El "Verano del Amor", 50 años de la gran utopía hippie

Los hippies apostaban por la creatividad y la esperanza en un mundo mejor.

El 6 de octubre, activistas de Haight-Ashbury oficiaron un funeral simbólico por la muerte del movimiento hippie, que dirigió sus pasos hacia el campo y la vida alejada de la ciudad pero que aún no había dicho, ni mucho menos, su última palabra: el macrofestival de Woodstock en la costa Este sorprendería al mundo tan sólo dos veranos después. EFE/Archivo<br/>
El 6 de octubre, activistas de Haight-Ashbury oficiaron un funeral simbólico por la muerte del movimiento hippie, que dirigió sus pasos hacia el campo y la vida alejada de la ciudad pero que aún no había dicho, ni mucho menos, su última palabra: el macrofestival de Woodstock en la costa Este sorprendería al mundo tan sólo dos veranos después. EFE/Archivo

Los Ángeles, EUA.

Hace 50 años, el verano trajo a San Francisco mucho más que sol y días de playa y convirtió a esta ciudad californiana en un lugar para la utopía, los deseos de paz, la liberación sexual, la experimentación con las drogas y la revolución musical surcando las aguas de la psicodelia.

El "Verano del Amor", uno de los grandes hitos del movimiento hippie y la contracultura de los años 60, reunió en el barrio de Haight-Ashbury a unas 100.000 personas que sacudieron las convenciones sociales de EUA y abrieron una alternativa vital para una juventud que miraba con desconfianza a sus mayores.

Medio siglo después, San Francisco recuerda el "Verano del Amor" con una exposición fotográfica de Jim Marshall en el ayuntamiento, la exhibición "The Summer of Love Experience: Art Fashion and Rock & Roll" en el museo De Young o la muestra "On the Road to the Summer of Love", organizada por la Sociedad Histórica de California.

"Queríamos un cambio: de la guerra, de las ideas rígidas sobre lo que debería hacer cada sexo, de por qué la gente negra tenía que estar ahí y la blanca aquí. ¡No! ¿Por qué no podemos intentarlo y hacer que funcione?", dijo Grace Slick, la emblemática cantante de Jefferson Airplane, en el documental "The Sixties" de CNN.

Aunque el movimiento hippie había surgido a mitad de la década, el "Verano del Amor" en San Francisco y el festival de música de Monterrey en junio atrajeron la atención mediática hacia unos jóvenes que criticaban la guerra de Vietnam y se declaraban en rebeldía ante el materialismo, la autoridad o el conformismo.

A cambio, los hippies apostaban por la creatividad y la esperanza en un mundo mejor, defendían la paz y la solidaridad, creían en la liberación del alma y en la espiritualidad y, en general, rechazaban cualquier convención social o camino marcado hacia el clásico "estilo de vida estadounidense".

"¡Nuestras sonrisas son nuestras banderas políticas y nuestra desnudez es nuestra pancarta!", proclamaba el activista Jerry Rubin, tal y como lo recoge el libro "Hippie" (2004) de Barry Miles.