Más noticias

Kim Jong-un supervisa nueva prueba de cohetes

El líder del régimen norcoreano volvió a acusar a Washington de aplicar política “de agresión” en su contra ante maniobras en Seúl.

Kim celebró la nueva prueba armamentística. Foto: AFP
Kim celebró la nueva prueba armamentística. Foto: AFP

Pyongyang, Corea del Norte.

Ni las advertencias de Estados Unidos o las sanciones de la ONU logran detener las ambiciones nucleares de Kim Jong-un.

El líder norcoreano se mostró muy sonriente al supervisar ayer la prueba en tierra de un motor para cohetes, coincidiendo con una visita del secretario de Estado estadounidense a Pekín, donde China y EUA trataron el programa nuclear de Pyongyang.

“El mundo se dará cuenta muy pronto de la importancia de la victoria histórica que hemos firmado”, advirtió Kim, citado por KCNA, la agencia de prensa norcoreana.

Los motores de cohetes pueden ser fácilmente reutilizados para propulsar misiles, y observadores externos afirman que el programa espacial de Pyongyang en materia de lanzamiento de satélites es en realidad una tapadera de pruebas del ámbito militar.

En tanto, el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, aseguró apenas unas horas antes de la provocación de Kim, que Pekín y Washington van a trabajar “juntos para ver si podemos llevar al gobierno de Pyongyang a alejarse del desarrollo de armas nucleares”.

Además, Corea del Norte acusó a Washington de mantener una política “de agresión” en su contra, afirmando que “Estados Unidos trabaja duro para justificar sus acciones de agresión como medidas destinadas a preservar la paz”.