Una colección única, irrepetible y magnífica que seguro cumplirá los glamorosos sueños de muchas de sus clientas.Fotos Agencia Reforma
Una colección única, irrepetible y magnífica que seguro cumplirá los glamorosos sueños de muchas de sus clientas.Fotos Agencia Reforma

Colección de Alta Costura con el espíritu de NY

Los diseñadores de Dolce&Gabbana conquistaron la gran manzana con suntuosos diseños

"If you can make it here, you can make it anywhere", reza la popular canción en honor a la Urbe de Hierro. Y en esta ocasión, los diseñadores de Dolce&Gabbana lograron conquistar a esta ciudad que nunca duerme, considerada como la capital del planeta.

Famosos por realizar algunas de las pasarelas más creativas de toda la industria, los italianos presentaron su colección de Alta Costura en la Ópera del Lincoln Center, ante más de 300 clientes volados de todo el planeta.

Al espectáculo, repleto de lujo y glamour, acudieron celebridades como la sobrina de Lady Di, Kitty Spencer y las actrices Diane Kruger y Catherine Zeta-Jones.

nueva web2(800x600)
Realizadas con los materiales más lujosos, los bordados más intrincados, los diseños fueron una oda romántica a la Gran Manzana.

Realizadas con los materiales más lujosos, los bordados más intrincados y con acabados que tardan meses en confeccionarse, las piezas fueron una oda romántica a la Gran Manzana, ya que cada vestido y accesorio estuvo inspirado en elementos emblemáticos de esta metrópoli.

"Nos encanta todo de esta ciudad: la comida, la gente que conoces en las calles, los rascacielos, los restaurantes, el metro, la vida nocturna, las luces que nunca se apagan", afirmó Stefano antes de arrancar el desfile.

En la entrada del recinto se exhibieron algunos de los vestidos más emblemáticos de esta casa, a lo que se sumó una decoración con ramas de árbol y flores que bajaban por las escaleras, así como una iluminación espectacular.

Entre las modelos que destacaron en pasarela estaban Naomi Campbell, con una tiara que simulaba la corona de la Estatua de la Libertad; Ashley Graham, con un vestido de flores rosas y moradas, y Karlie Kloss, quien lució un sofisticado traje rojo repleto de plumas.