Una mujer después de los cuarenta puede lucir joven sin caer en la ridiculez, lo importante es adaptar las modas a su tipo de figura y personalidad.
Una mujer después de los cuarenta puede lucir joven sin caer en la ridiculez, lo importante es adaptar las modas a su tipo de figura y personalidad.

Mitos de vestir que las mayorcitas deben romper ya

¿Tienes más de 40?, mantente fiel a tu estilo adaptando con creatividad las tendencias de moda

Si eres una mujer con hijos mayores o incluso te convertiste ya en una feliz abuela, seguramente has escuchado en más de una ocasión recomendaciones de estilo que te sugieren dejar de ponerte ciertas prendas o de lucir determinados estilos, todo debido exclusivamente a tu edad.

Sin embargo, no creas todo lo que te dicen, pues además de que la moda evoluciona a pasos agigantados y cada vez se muestra más abierta e incluyente, en muchas ocasiones todo depende de elegir y coordinar tu look de la manera adecuada.

Así que deja de lado las ideas preconcebidas y continúa leyendo, pues aquí te presentamos una serie de mitos de moda y belleza que debes romper para sentirte en tendencia y lucir guapa a cualquier edad.

Mito 1: Llevar la melena larga es para jóvenes.

¡Totalmente falso! Una mujer, tenga los años que tenga, puede lucir el cabello a la altura que ella quiera. De hecho, la decisión debe depender más de la forma del rostro, que de la edad.

Mito 2: Apégate a los aretes pequeños.

Además de ser una sugerencia errónea, toma en cuenta que hoy, los diseños ‘oversized’ están muy en tendencia. Sólo debes elegir unos que vayan con tu personalidad y que empaten con todo tu look.

Mito 3: Hay que olvidarse de los tacones altos.

No hagas caso a esta recomendación, pues un buen par de ‘pumps’ no sólo aumentarán tu estatura, sino que estilizarán tu silueta. Eso sí, la regla de oro es que sean cómodos al caminar.

Mito 4: Adiós a las faldas cortas.

Las mujeres maduras suelen ser criticadas, pero la moda es cada vez más plural. Lo único a evitar son los diseños ceñidos, pues podrías caer en lo vulgar.

Mito 5: Opta por tintes de tonos clásicos.

El café, el negro y el rubio siempre se ven bien, considerando, claro está, que concuerden con el tono de piel. Sin embargo, animarte a jugar con una gama más atrevida te puede ayudar a lucir más fashionista y actual.