Medidas para que el baño sea zona libre de accidentes

Si en tu familia hay un adulto mayor, los especialistas te sugieren considerar las siguientes recomendaciones

La hora del baño, además de ser una práctica de higiene personal, propicia instantes de relajación, pero para los adultos mayores este momento puede resultar estresante e incluso riesgoso si no está bien equipado. Es en el baño en donde los adultos mayores sufren más caídas, alertan geriatras.

La pérdida de reacción al momento de bañarse, abunda Óscar Ulises Moreno Murillo, traumatólogo, les ocasiona fracturas de cadera. “De todas las fracturas de cadera que nos llegan, alrededor del 60 o 70 % son caídas en el baño o en su desplazamiento al baño.

Esa pérdida de reacción hace que sean duras las caídas porque se tropiezan y no se alcanzan a detener o los músculos no les responden de la misma manera”, destaca. Si en tu familia hay un adulto mayor considera las siguientes recomendaciones:

Medidas
1. ¿Ducha o esponja?
Considera el estado de salud del adulto mayor y decidan juntos cuál es la opción más segura. Lo más adecuado es el baño de ducha, no obstante, si él no puede levantarse de la cama, el baño con esponja es una buena alternativa, pero requiere de la ayuda de un cuidador que lo haga rápido, en un ambiente cálido, sin corrientes de aire y con medidas para evitar que el agua se enfríe. Si opta por ducharse, Óscar Ulises, especialista, aconseja que esté sentado en una silla estable y contar con regadera para enjuagarse mejor.

2. Acondiciona el espacio
Coloca barras de apoyo cerca del sanitario en la zona de la regadera y cerca del lavabo. Es muy importante que el adulto mayor sepa que son para que le den apoyo y no como percheros de toallas u otras cosas, ya que esta mala práctica puede aumentar el riesgo de accidentes. Si colocas tapetes, asegúrate de que sean antiderrapantes.

3. Despeja los pasillos
Es común que el adulto mayor también sufra caídas cuando se dirija al baño, por ello es importante liberar de obstáculos el camino como tapetes, muebles o cosas que entorpezcan el desplazamiento, recomienda Edgar Jaime Blano Campero, especialista de geriatría.

4. Lugar agradable
Revisa que puertas y ventanas cierren bien para mantener el calor y que las llaves del agua funcionen. Promueve la conversación con el adulto mayor para identificar algún riesgo a la hora de bañarse, apóyalo para que no tema caerse, y si no desea bañarse, comenta con él lo importante que es el baño para su salud.