Combinación con lujo discreto y refinado.  Los bordados en pedrería o con apliques de guipur bordados así como con decoraciones de flores en 3D destacan. Es una tela que puede proporcionar volumen a la prenda al momento de la confección.
Combinación con lujo discreto y refinado. Los bordados en pedrería o con apliques de guipur bordados así como con decoraciones de flores en 3D destacan. Es una tela que puede proporcionar volumen a la prenda al momento de la confección.

La otra piel se llama terciopelo

La suavidad y la calidez de esta tela invitan a abrigarse con glamur para los días frescos

San Pedro Sula, Honduras

Tejido de otoño, obsesión de invierno, así es el terciopelo, este tejido suave, delicado y con un toque antiguo que en los días frescos es perfecto para estar abrigada, bella y elegante.

Las casas de moda le han apostado al también denominado velvet para vestir a la mujer en estos dos últimos meses que le quedan a 2017.

Desde firmas de lujo como Versace, Óscar de la Renta o Elie Saab hasta marcas accesibles como Jovani, Sherri Hill y muchas más le están apostando al terciopelo en vestidos, tops, blusas, enterizos y pantalones, todos con esa textura afelpada con tonalidades infinitas para la noche.

Ni los zapatos se han salvado de esta textura que confiere un toque glam, de brillo tenue y sofisticado y con una señorial apariencia casi que solemne a simple vista.

Para saber. Para la noche, el terciopelo es lo indicado, para el día también, pero si hace mucho frío “en todo caso se recurre a la pana que es menos formal o también al corduroy que es más casual”, explica la diseñadora Giselle Matamala.

Los vestidos para las fiestas de fin de año tendrán que ser de velvet, así lo dictan los expertos en moda y las casas de diseño. Los tonos que predominan es el clásico y riguroso negro, pero también “el azul cardenal, púrpura, el escarlata y el burdeo, el verde botella y para las más atrevidas también está en naranja, rosa, y mostaza”, explica el diseñador Walder Cruz.

Por ser una tela demasiado sofisticada, las prendas se deben lavar en seco para perpetuar su belleza, delicadeza, color y textura. Se deben planchar con vapor para que no pierda su suntuosidad.