Cinco mitos y realidades sobre la celulitis

Especialista aclara las dudas más comunes sobre este padecimiento antiestético que afecta a mujeres y hombres

En un siglo 21, donde la perfección estética parece ser el objetivo de muchas féminas, eliminar la celulitis se convierte en una prioridad para la industria cosmética.

Tomando en cuenta que a nivel mundial un 93% de mujeres entre los 16 y 56 años la padecen, saber cómo contrarrestarla puede llevarlas a caer en los excesos. En busca de su reducción existen procedimientos invasivos, hábitos incorrectos y rituales de belleza inadecuados que predisponen a un aumento considerado de celulitis. A continuación, Kathya Chinchilla, especialista en dermatología, aclara los mitos y realidades más comunes en torno a este padecimiento.

Mito1
No desaparece (verdadero). Este mal es una alteración degenerativa de la grasa subcutánea que comienza con una ralentización en el drenaje normal de la piel y que acaba con la formación de nódulos celulíticos, responsables de la ‘piel de naranja’. Y aunque es irreversible, sí se puede suavizar y mitigar hasta hacerla casi invisible.

Mito 2
Los hombres no sufren de celulitis (falso). Como su origen implica el aumento en la producción de estrógenos, los hombres son menos propensos. Pero pueden padecer de afecciones que los conllevan a un estado de hiperestrogenismo y el mismo sobrepeso puede contribuir a que presenten celulitis.

Mito 3
Los masajes no funcionan (falso). Con esta acción reactivará las células de la piel y evitará que la grasa se deposite bajo la misma. Por ello se recomienda utilizar un cepillo de cerdas suaves y dar un masaje con movimientos circulares.


Mito 4
El ejercicio desaparece la ‘piel de naranja’ (falso). Aunque la actividad física sí ayuda a disminuirla y mejorar su aspecto, debe ir combinada con otras técnicas, dieta balanceada y un consumo mínimo de ocho vasos de agua al día.

Mito 5
Es malo llevar ropa ajustada (cierto). Además de ocasionar problemas serios en los músculos y nervios de las piernas, pueden propiciar la aparición de estrías y celulitis. Los tacones y prendas ceñidas impiden que la circulación fluya de forma natural. Tome nota de estos consejos.

Tratamientos recomendados:Tópicos a base de cafeína y retinol, y tratamientos con máquinas de endermología, ultrasonido, radiofrecuencia y láseres.