HORA LOCAL: 09:14PM ,21 Jul 2018
15 MAYO , 201810:18AM TECNOLOGIA

¿Nos espía nuestro propio celular?

En un mundo poblado de amenazas digitales, la protección de su privacidad preocupa a cada vez más usuarios

Redacción

Los teléfonos inteligentes son cada vez más inteligentes y son capaces de hacer muchas cosas. Sin embargo esto no siempre es una bendición, pues en medio de un mundo poblado de amenazas digitales, cada vez más usuarios se preocupan por su privacidad.

Lo que muchos no sospechan es que ellos mismos pueden llevar el espía a casa, metido en sus propios bolsillos o guardado en su propia cartera.

La amenaza proviene de las aplicaciones que los propios usuarios descargan en sus dispositivos móviles, muchas de las cuales obtienen acceso a la cámara o el micrófono del celular, a través de los cuales alguien podría estar espiando.

A este respecto, el consejo de los entendidos es: cuidado con los permisos de las aplicaciones.

Cuando una aplicación se descarga, incluso de las que vienen de una tienda oficial, estas suelen pedir permisos que los usuarios deben conceder, aún si no se explica la razón por la que se solicitan.

Bart De Boer, un investigador de la Universidad Libre de Bruselas, citado por el diario español El País, explica que “algunas (aplicaciones) no necesitan acceder al (micrófono), pero tal vez los desarrolladores se estén adelantando a algún servicio que ofrecerán en el futuro y por eso prefieren solicitar el permiso desde el principio” y entonces advierte que, “una vez que das el permiso, no puedes saber si te están escuchando las 24 horas del día”.

Nuevas normativas

Algunos países ya están dando atención al problema que se crea cuando la mayoría de los usuarios no leen los complejos textos en los que se explican las condiciones del servicio. Simplemente aceptan los términos sin tener idea de las implicaciones que pudieran venir después.

La Unión Europea, para el caso, pondrá en vigor el próximo 25 de mayo el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, con el cual pretende aplicar una sola normativa que como punto común a todos los países obliga a las empresas tecnológicas a informar de manera clara y transparente la forma en la que recaban los datos personales de sus usuarios.

Otras compañías tratan de anticiparse a estas exigencias mediante fijar pautas a sus desarrolladores. Para el caso Apple les exige que las aplicaciones que crean para su sistema olperativo iOS le brinden al usuario tres opciones en cuanto acceso al micrófono:

- Dejar siempre abierto el acceso

- Usarlo solo cuando la app esté en funcionamiento

- No permitir nunca el acceso.

De esa forma se deja al usuario la decisión de cómo permitirá que la aplicación utilice (o no) los recursos de su teléfono.