Honduras Apertura
27 de Noviembre de 2013

Resultados Honduras: Nadie tendrá control del Congreso Nacional

08:18AM   - Redacción: Dagoberto Rodríguez drodriguez @laprensa.hn

El Partido Nacional conseguía hasta ayer 47 escaños; Libre, 39; Partido Liberal, 26, y PAC, 13 diputados.

San Pedro Sula, Honduras

Un Congreso Nacional variopinto, en el que los dos partidos tradicionales pierden prácticamente el monopolio de las decisiones legislativas, se perfila al cabo de estas elecciones en Honduras tras conocerse los primeros resultados del nivel electivo de diputados.

Ver especial multimedia: Elecciones en Honduras 2013

Con más del 70% de las actas de cierre escrutadas de las elecciones, el Tribunal Supremo Electoral comenzó a delinear la conformación del nuevo Poder Legislativo que asumirá funciones formalmente el próximo 25 de enero de 2014.

Hasta ayer, si las tendencias no varían, el Partido Nacional contará con 47 escaños; Libertad y Refundación (Libre), 39; Partido Liberal, 26; Partido Anticorrupción (PAC), 13; Pinu, 1; Democracia Cristiana, 1; Unificación Democrática, 1. Faper y Alianza Patriótica no sacaron ninguno.

El partido gobernante necesita como mínimo 65 diputados de los 128 que componen el Legislativo para aprobar las leyes ordinarias que requiere para la gobernabilidad del país. No obstante, los resultados indican que en estas elecciones se rompe la hegemonía que han mantenido en los últimos 32 años de democracia los partidos Nacional y Liberal y surgen dos nuevas fuerzas políticas, Libre y PAC, que vendrán a hacer contrapeso en las decisiones adoptadas en el nuevo Parlamento.

El mecanismo parlamentario contempla también la mayoría calificada que implica el voto de 86 miembros de la cámara legislativa para la aprobación de cualquier reforma a la Constitución de la República, la cual debe ser ratificada en una siguiente legislatura por el mismo número de votos.

Generalmente, la aprobación de una reforma constitucional bajo esta última formula parlamentaria requiere el consenso con las demás fuerzas políticas que integran el Congreso. Actualmente, el gobernante Partido Nacional tiene 71 diputados en la cámara legislativa y el Liberal tiene 45.

Ese número le ha permitido al presidente Porfirio Lobo gobernar con tranquilidad estos cuatro años sin tener que recurrir a las alianzas con otros partidos. En 2004, el Gobierno del entonces presidente Ricardo Maduro tuvo que integrar una alianza entre partidos con la Democracia Cristiana para lograr la mayoría absoluta en el Congreso, en vista de que tras las elecciones solo logró ganar 61 escaños en la cámara legislativa.

Vuelven las alianzas

En este nuevo escenario político que dejan las elecciones de 2013, el gobernante Partido Nacional estará obligado a establecer alianzas con otras fuerzas partidistas a fin de lograr la gobernabilidad del país. El analista y excandidato presidencial Matías Funes expresó que el nuevo Congreso será mucho más heterogéneo que el actual, en el que el Partido Nacional ha tenido la mayoría absoluta.

“Después de las elecciones nos va a quedar un Congreso totalmente distinto porque será mucho más heterogéneo y variopinto y la primera consecuencia de esta heterogeneidad será que ninguno de los partidos va a tener mayoría absoluta”, dijo.

Lo anterior obligará a los partidos a establecer alianzas multipartidarias y limitará en cierta forma al partido gobernante; incluso cabe la posibilidad de que el presidente del Congreso no necesariamente sea militante del Partido Nacional, sino que sea producto de los pactos con otros partidos.

“Es un panorama nuevo y distinto y lo que esperamos es que sean pactos, pero patrióticos. Me parece que lo perentorio es que las fuerzas políticas se pongan de acuerdo para reformar el reglamento interno de ese poder del Estado”, afirmó.

Recordó que el presidente electo Juan Orlando Hernández, cuando asumió la presidencia del Congreso, prometió reformar el reglamento interno y aprobar una nueva ley orgánica, pero eso no se cumplió y ahora quedará a la nueva legislatura que asuma el 25 de enero. Consideró que la nueva gobernabilidad dependerá del respeto del artículo 4 de la Constitución de la República, el cual señala que el Estado hondureño se apoya en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que son complementarios y sin ninguna subordinación.

“Si se respeta esa independencia de los poderes, las cosas puedan marchar perfectamente bien, puede haber coincidencias en muchas cosas entre los poderes del Estado, pero una cosa es hablar de coincidencias y otra distinta es hablar de injerencia”. Sobre el declive del Partido Liberal, Funes consideró que este instituto político ha sido el más golpeado con la crisis generada en 2009 y quedó dividido en dos partes, lo que se refleja en los resultados de las elecciones del pasado domingo.

Agregó que el liberalismo pasó a convertirse en la tercera fuerza política a nivel presidencial y legislativo, pero consideró que debe recomponerse y darle mucha importancia al aspecto organizativo, ya que el nacionalismo lo aventaja desde hace muchos años en organización, actualización y renovación de cuadros. “Esto obliga al Partido Liberal y a todos los demás partidos a revisar lo que han hecho y enmendar sus errores”.

Sobre el fenómeno del PAC y la sorpresa en estas elecciones, el analista consideró que la bandera de la corrupción caló en los hondureños y podría haber tenido un mayor efecto si el candidato se hubiese comportado con mayor sobriedad y dejado a un lado sus exabruptos que van con su carácter. Dijo que un porcentaje importante de jóvenes simpatizó y le dio su voto a este nuevo partido, pero advirtió que deberá tener continuidad para que se convierta en una verdadera opción de triunfo en las próximas elecciones.

Raúl Pineda Alvarado, politólogo y analista, dijo que ningún proceso como el actual genera tanta incertidumbre en cuanto la composición del Congreso, especialmente con un nuevo Gobierno que deberá tomar decisiones sobre la marcha.

Expuso que el panorama es complejo porque el nuevo Congreso deberá elegir al procurador general de la República y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y posiblemente reactive la discusión sobre la irregular elección de los fiscales.

No descartó que las fuerzas políticas emergentes logren aliarse y sumar sus diputados para al próximo presidente del Congreso Nacional e igualmente imponerse en la elección de otros funcionarios y de la nueva Corte Suprema de Justicia.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas