Sucesos Policiales
17 de Septiembre de 2013

Desgarrador adiós a niño asesinado en Morazán, Yoro

09:37PM   - Redacción: Ana Reyes Mendoza. Redacción La Prensa ana.mendoza@laprensa.hn

Los pobladores de Morazán están aterrados y temen que ese tipo de hecho se repita.

Morazán, Yoro. Entre llanto, consternación y dolor, familiares y pobladores de este municipio le dieron el último adiós a Frelin Humberto Márquez (3), el pequeño cuya vida fue segada por un criminal que dejó su cuerpecito desmembrado enfrente de la casa de sus padres.

La mañana de ayer, el cementerio general del municipio fue abarrotado por familiares y pobladores que, aunque no conocían a la familia, se unieron para sepultar los restos del menor.

El recorrido fúnebre fue doloroso. Aquí aún no pueden creer que en una zona tan tranquila haya ocurrido un hecho tan dantesco y desgarrador.

El abominable asesinato del pequeño conmovió a todo el país, que aún sigue absorto ante la saña y violencia descargada sobre un pequeño de 3 años de edad.

Delmys Yolanda Hernández, madre del niño, apenas tenía fuerzas para hablar “por qué pasan estas cosas con niños inocentes, que lo único que hacen es alegrar los hogares”, decía entre el llanto.

La vivienda de la familia Márquez es la más humilde de la colonia España, donde los recuerdos invaden a sus hermanas, quienes cuidaban y jugaban con el pequeño.

Korixa Márquez, hermana del niño, dijo que nunca podrán acostumbrarse a vivir sin él, “yo lo cuidaba cuando venía de la escuela, él me decía ‘hermanita ya saliste de clases’ y me pedía mis cuadernos porque le gustaba dibujar”.

Entre sus juguetes quedan un carrito de madera y un viejo caballito de plástico.

“Frelin me hacía jugar con el carrito. Siempre le pidió a mi padre que le comprara uno, pero como somos pobres hicimos uno de madera que ahora solo nos trae recuerdos”, relató entre lágrimas.

Un peluche de segunda mano era otro de los acompañantes de juego del pequeño, “dormimos varios en una sola cama y en las noches nos abrazaba y nos daba besitos, era el más cariñoso de la casa”, expresó con su voz entrecortada otra de las hermanas.

Frelin Humberto era el menor de una familia de seis hermanos, quienes habían llegado a la colonia España como damnificados por la tormenta Gamma en noviembre de 2005, cuando perdieron todas sus pertenencias.

Evalvina Márquez, otra de las hermanas, era sostenida por sus amigos en el cementerio debido a que sufrió constantes desmayos, “llévame contigo, hermanito, ¿por qué te vas?”, se preguntaba entre gritos.

Su padre José Humberto Márquez no puede creer la pesadilla por la que pasa su familia.“No soporto el dolor en mi corazón. Por qué le hicieron esto a mi angelito. Quiero ver quemado al que le hizo esto a mi hijo”, expresaba.

El destrozado progenitor es una persona humilde que no tiene ni idea de quién pudo arrebatarle al más pequeño de sus hijos, “cuando venía del trabajo mi tierno siempre me recibía con un beso. Quiero justicia contra los ingratos que mataron a mi hijo”, clamaba el desgarrado padre.

Allanamientos

Mientras sepultaban al pequeño, en los alrededores de la colonia España, agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y del Ministerio Público hacían inspecciones para recabar pistas que los conduzcan al autor del abominable crimen. Ayer por la tarde realizaron allanamientos de algunas viviendas e interrogaron a los parientes del menor. Un investigador señaló que hay cuatro parientes del menor entre los sospechosos del macabro asesinato.

Según versiones policiales, en una de las viviendas se lavó el piso para tratar de eliminar manchas de sangre, pero esperan tener un informe oficial para dar con el asesino. Uno de los policías indicó que el hecho pudo haber sido cometido por personas con problemas mentales. Los pobladores piden a la Policía seguridad en el sector hasta dar con el asesino.

Martín Deras, abuelo materno del menor, cuya vivienda fue inspeccionada, dijo que las autoridades deberán trabajar para capturar al responsable.

“No sabemos de enemistades con la familia, no me doy cuenta de lo que pasa, pero esperamos que se investigue porque en mi caso no me encuentro ni capaz de darle el último adiós al niño”, dijo el padre de la madre del pequeño Frelin.

Deras dijo que pueden investigarlos como parientes, pero espera que capturen al verdadero culpable.

Madrugada del horror

El cuerpo del pequeño Frelin fue encontrado a las 2:30 de la madrugada del martes frente a la casa de sus padres.

El pequeño fue raptado la mañana del pasado domingo, cuando jugaba el patio de su casa y su madre se preparaba para asistir a misa.

Los ladridos de los perros alertaron a la familia, que no había parado de buscarlo. Fueron sus padres los que descubrieron el cuerpecito desmembrado del niño.

Los restos fueron trasladados a la morgue de Medicina Forense en San Pedro Sula, donde se le practicó una autopsia especial. Hasta ayer, las autoridades no informaron sobre la causa de muerte del pequeño. Se investigaba si se abusó sexualmente del niño.

Vecinos aterrorizados

José Jiménez, presidente del patronato de la colonia España, expresó que ante el hecho los vecinos sienten consternación, dolor y angustia porque nunca imaginaron que esto podría ocurrir en una comunidad donde siempre ha existido la armonía.

Norma Palma, vecina del sector, lamentó la situación y expresó: “Nuestros hijos ya no quieren ni dormir lejos de nosotros. Ni para comer queremos separarnos de nuestros niños. Hasta que capturen al culpable regresará la paz a la colonia”.

Aseguran que los días no volverán a ser iguales, los niños no podrán jugar ni en los patios de sus casas por el temor de que la tragedia se repita.

“El que asesinó al niño es un psicópata”

“Por la información que salió en los medios, el asesino del niño sería una persona que tiene un trastorno de personalidad en su variante más peligrosa: psicópata”, dijo Bismark Espinoza, psiquiatra del hospital Mario Rivas.

El médico expresó que este tipo de criminales no sienten remordimiento por sus actos y gozan con el sufrimiento de los demás.

Espinoza recomendó descartar primero que el asesino no se trate de un enfermo mental. “Una vez lo capturen se debe analizar para saber si padece o no de esquizofrenia porque si es un acto de una persona con una psicosis, se podría justificar el hecho, porque actúan fuera de la realidad”. El experto manifestó que no hay sentido en que un delincuente secuestre a alguien pobre. “Podría tratarse de una venganza, pues dejar el cuerpo frente a la casa es un mensaje para la familia del menor”.

Agregó que es necesario que los padres y hermanas del pequeño se sometan a una terapia para superar la tragedia.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas