Más noticias

Suspenden a 5 jueces y destituyen a uno en Honduras

El Consejo de la Judicatura suspendidó hoy a cuatro jueces de Tegucigalpa y uno al departamento de Santa Bárbara.

Melvin Duarte, portavoz de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, leyó un comunicado señalando que las medidas fueron tomadas por diversas irregularidades en el proceso, cobrar por unos servicios ofrecidos y violentar disposiciones como las establecidas en el Código Procesal Civil hondureño.
Melvin Duarte, portavoz de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, leyó un comunicado señalando que las medidas fueron tomadas por diversas irregularidades en el proceso, cobrar por unos servicios ofrecidos y violentar disposiciones como las establecidas en el Código Procesal Civil hondureño.

Tegucigalpa, Honduras.

El Consejo de la Judicatura de Honduras despidió hoy a Roberto Carlos Amaya Talabera, juez interino en Gracias a Dios, y suspendió a cuatro jueces más de Tegucigalpa y uno de Santa Bárbara.

Melvin Duarte, portavoz de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, leyó un comunicado señalando que las medidas fueron tomadas por diversas irregularidades en el proceso, cobrar por unos servicios ofrecidos y violentar disposiciones como las establecidas en el Código Procesal Civil hondureño.

Los suspendidos son Esteban Daniel Quevedo Centeno, Gladys Ochoa Sierra y Karla Magdalena Vásquez, jueces de Letras de lo Penal de Tegucigalpa; Lourdes Barahona Andido; juez de Letras de Trabajo de Tegucigalpa; y Geovanny Valladares, juez departamental en Santa Bárbara.

El abogado Roberto Carlos Amaya Talabera, quien se desempeñaba como juez interino en Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios, fue destituido de su cargo.

El Consejo de Judicatura anunció mediante su portavoz que revisa otros expedientes para valorar nuevas remociones.

A la fecha, 13 jueces fueron suspendidos, dos destituidos y una secretaria general suspendida. A estos se suma la renuncia de Wendy Caballero, del cargo de jueza con jurisdicción nacional. Tanto Caballero como la exjueza María Fonseca guardan prisión al ser acusadas por supuestas irregularidades cometidas en el ejercicio de sus funciones.

También fueron procesados y se libraron órdenes de captura contra Wilmer Caballero Pérez, secretario y hermano de la exjueza; y contra el escribiente judicial Marcial Gutiérrez.

Los suspendidos de sus cargos no están despedidos, por lo que tienen derecho a su defensa aportando los medios de pruebas que establezcan que no han cometido irregularidad.

Una de las investigaciones que se conduce es la de bienes de los jueces, para constatar si hay o no casos de enriquecimiento ilícito.