Más noticias

“La Unesco no ha sido mi aspiración, me voy por mis hijos”: Aldana

Roberto Ramírez Aldana expresó antes de salir del país que “me quedé solo”, según reveló Renato Álvarez.

Roberto Ramírez Aldana partió el domingo con su familia en un vuelo comercial a París, sede del Fondo de la Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco).
Roberto Ramírez Aldana partió el domingo con su familia en un vuelo comercial a París, sede del Fondo de la Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Tegucigalpa, Honduras

“Aunque esta es una oportunidad que podría ser la aspiración de muchos hondureños, por honrosa que sea, no ha sido una de mis aspiraciones”, expresó en una carta el jefe de la Unidad de Apoyo Fiscal Roberto Ramírez Aldana, quien el domingo abandonó el país por supuestas amenazas a su vida.

Antes de partir a Francia en donde asumirá como embajador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Aldana dejó una carta al pueblo hondureño, cuyo contenido fue divulgado hoy por el director del programa Frente a Frente, Renato Álvarez.

Ramírez Aldana expresó antes de salir del país que “me quedé solo”, según reveló Ranato Álvarez.

El fiscal que encabezó las investigaciones del latrocinio en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) abandonó el país en medio de fuertes cuestionamientos por el estancamiento de las acciones judiciales en contra de los principales responsables de este bochornoso escándalo de corrupción.

En la misiva el fiscal dejó entrever que su designación en la Unesco no era su anhelo personal y que obedeció a informes de inteligencia en el sentido que las amenazas contra su vida eran “extraordinariamente altas”.

“Habiendo sido informado que la amenazas contra mi vida han sido clasificadas como extraordinariamente altas, resultado de ello y de las evaluaciones técnicas desarrolladas, la medida que propuso el órgano de inteligencia del Estado, es mi salida del país”, apuntó.

Seguidamente señaló que la decisión de acatar las recomendaciones planteadas para salvaguardar su seguridad, obedece “únicamente por la necesidad de preservar la tranquilidad e integridad de mi famila… de mis menores hijos”.

Con respecto a sus designación en la Unesco, agregó que a pesar que esta es una oportunidad honrosa que muchos hondureños desearían, no ha sido una de sus aspiraciones; sin embargo, "la desempeñaré con alta dignidad, en vista que he sido nombrado ya en el cargo”.

“Estoy seguro que el Estado hace lo necesario para investigar y resolver esta situación que provoca hoy mi salida del país y cuando así me sea notificado, estaré dispuesto para continuar mi labor como fiscal, cargo al cual no he renunciado en ningún momento”, expresó.

El canciller Arturo Corrales reaccionó diciendo que la designación de Aldana como embajador en la Unesco fue algo con lo cual se tuvo su total y voluntario consentimiento y que no fue una imposición.

Por su lado, Rolando Argueta aseguró que al jefe de la unidad de apoyo fiscal se le brindó todo el respaldo para realizar su trabajo y que incluso se le rentó una camioneta último modelo blindada y se le asignaron más efectivos para su seguridad y de ello consta en documentos en poder de la fiscalía.

Manifestó que Aldana siempre tuvo el respaldo que ameritaba su cargo y que nunca nadie interfirió en las acciones judiciales que interpuso y que contó con total independencia en su labor.

Las denuncias del supuesto desvío de fondos donde se involucra al Partido Nacional han provocado una serie de manifestaciones contra el gobierno en diferentes ciudades del país.

El Congreso hondureño aprobó en abril pasado la Ley de Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia.

CARTA ALDANA(1024x768)