Más noticias

Madre agredida pide apoyo a DD HH

Ningún grupo feminista ni organización de derechos humanos se ha pronunciado al respecto.

Tras la brutal agresión propinada por un grupo de maestros y miembros de la Resistencia a Mercedes Saravia, presidenta de la Asociación de Padres de Familia “Volvamos a Clases”, ningún grupo feminista ni organización de derechos humanos se ha pronunciado al respecto.

Saravia llegó el miércoles anterior al salón de usos múltiples del Instituto Técnico Honduras, ITH, de la capital, para participar en la reunión informativa que los maestros planificaron con padres de familia. La mujer relató que “el director del ITH, Nelson Cálix, de pronto empezó a decir que en el lugar no querían achichincles ni golpistas”.

“Yo estaba filmando con mi cámara personal lo que estaba ocurriendo y luego me empezaron a insultar los miembros de la Resistencia y los profesores”, dijo la afectada. “Los profesores me agarraron del pelo, del brazo izquierdo, me pegaron puñetazos en la cara, patadas en el cuerpo y me lanzaron sobre las sillas”, contó Saravia.

A raíz del forcejeo y para evitar que le quitaran la cámara, Mercedes Saravia resultó con fracturas en los dedos de su mano izquierda, fuertes golpes en la parte izquierda del abdomen y en sus labios. Después de la brutal golpiza, la afectada interpuso la denuncia ante la Fiscalía para que se inicie un proceso.

“Lo que veo en este caso es que la ministra de Derechos Humanos, Ana Pineda, y los grupos feministas no se pronuncian por lo que me ha ocurrido, pero si fueran de la Resistencia ya estarían poniendo demandas hasta internacionalmente”, concluyó.