Más noticias

Presidente Hernández pide a todos los partidos unirse al diálogo

El representante de Naciones Unidas, Igor Garafulic, convocó a políticos a reunión el lunes para ponerle fecha a inicio de las conversaciones

Los actores políticos ya lograron ponerse de acuerdo en los temas que serán abordados en el gran diálogo.
Los actores políticos ya lograron ponerse de acuerdo en los temas que serán abordados en el gran diálogo.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó ayer que el Gobierno está listo para participar en cualquier foro del diálogo nacional que lleve a solucionar la crisis surgida después de las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

15
reuniones de prediálogo se celebraron para lograr definir los temas que se abordarán en las cuatro mesas que se integrarán cuando arranque el proceso.

“Como Gobierno vamos a estar listos para conversar en cualquier foro adonde nos llamen; aunque sí preocupa que algunos partidos políticos no estén incorporados en el diálogo que se desarrolla con la mediación de las Naciones Unidas”, indicó Hernández en rueda de prensa.

Agregó que observa “con optimismo” el proceso conocido como “prediálogo”, iniciado en marzo.

El proceso es acompañado por varios países, entre ellos España a través de su embajador en Tegucigalpa, Guillermo Kirkpatrick.

Hernández señaló que le gustaría ver en el diálogo a los partidos que participaron en las pasadas elecciones generales (diez) y otros que igual “están interesados en las reformas electorales, porque si no, se comete un error”.

El Presidente se preguntó qué pasaría si en el diálogo se llega a un acuerdo, pero en el Congreso Nacional no se cuenta con los votos requeridos.

“Ahí estaríamos entrampados”, por lo tanto, en el foro del Congreso es “donde se va a materializar la mayoría de las reformas” que se pretende impulsar, principalmente en materia electoral, acotó Hernández.

Desconfianza

Igor Garafulic, representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Honduras, confió en que la desconfianza entre los actores políticos son los motivos para no iniciar el diálogo, cuando ya hay algo simple y categórico “diseñado por los propios hondureños con los temas acordados en las cuatro mesas, mediadores internacionales, estructura”.

Argumentó que ya no hay una forma de explicarles a los hondureños el “porqué no arranca el diálogo, si ya todo está listo”. Instó a los políticos a dar el paso final e iniciar con las mesas de trabajo. Garafulic explicó que ya está elaborado un decreto a firmar por el Presidente para cumplir los acuerdos que salgan del diálogo; además argumentó que hay una total disposición del Congreso Nacional de apoyar, por lo que no hay más excusas.

En tanto, Arístides Mejía, asesor del excandidato Salvador Nasralla, aseguró ayer que los mismos dirigentes del Partido Libertad y Refundación (Libre) se han excluido del diálogo.

Él reaccionó así luego que Igor Garafulic convocó a los delegados de los partidos a una reunión el lunes para ponerle fecha al diálogo.
Mejía recordó que al principio hubo una gran polémica cuando Manuel Zelaya, coordinador de Libre, dijo que él no quería participar en el diálogo, porque no querían sentarse con los nacionalistas.

El representante de Salvador Nasralla en las mesas del prediálogo, Tony García, dijo que están listos para el diálogo, pero los separa lo de las sillas en la plataforma principal.

Ellos insisten en que el Partido Nacional y su presidente, Reinaldo Sánchez, no debe tener una silla en la mesa principal del diálogo y solo debe haber tres: una para Salvador Nasralla, otra para Luis Zelaya y la otra para le presidente Juan Orlando Hernández.