Más noticias

Mundial de Rusia impulsa la economía y anima a hondureños

El consumo en restaurantes, bares, comercio y otros crecerá por el torneo. IHSS advierte que solo se darán incapacidades que realmente lo ameriten.

Muchos olvidan sus problemas temporalmente, apuntan expertos.
Muchos olvidan sus problemas temporalmente, apuntan expertos.

San Pedro Sula, Honduras.

Aunque la Bicolor no clasificó, el inicio del Mundial de Rusia 2018 trae un impulso económico para varios sectores en Honduras y sube el ánimo de gran parte de los habitantes del país, afirman representantes de diferentes sectores.

Pedro Barquero, director jecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), indicó que durante la temporada de Mundial crece significativamente la afluencia a negocios de comida, bares, supermercados y otros negocios, pues muchas personas compran cosas adicionales para disfrutar de los partidos en su casa.

“Definitivamente durante la época del Mundial hay una tendencia marcada en que aumenta el consumo en lugares de comida y bebidas”, manifestó Barquero.

El director ejecutivo de la CCIC indica que si Honduras hubiera clasificado al Mundial sería aún mayor el impacto positivo a la economía, pero aún así el impulso es importante.

“Siempre hay un aumento en ventas porque al final de cuentas a las personas les gusta ver el fútbol”.

Este mes también se paga en Honduras el decimocuarto salario, por el cual hay un circulante de más de L8,000 millones de lempiras, lo cual combinado con la influencia del Mundial trae un fuerte impacto positivo a la economía hondureña.

Efectos

Rafael Mejía, máster en psicología clínica y terapia familiar, explicó que “La población sufrirá del efecto del espectador, que es cuando hay un evento y las personas están pendientes de horarios de juegos, desvelos, cruces, partidos, pero no son parte del evento, porque están a gran distancia”, señaló.

Añadió: “Por lo general, con el Mundial mejora el ánimo de muchos hondureños. También habrá polarización de actitudes, pero es importante que la gente no pelee por el fútbol. Muchas veces ocurre. Para muchos, se olvidan los problemas económicos, violencia, etcétera, pero solo temporalmente, mientras dura el torneo”.

Mejía aseguró que es normal que cuando se desarrollan estos torneos “Hay personas que se apasionan mucho y que incluso se pueden ausentar del trabajo y además se incrementa el consumo de alcohol y tabaco”.

El máster en psicología clínica y terapia familiar dijo que hay gente que vive con demasiada intensidad los partidos y llega a presentar somatizaciones a nivel dermatológico o gastrointestinal.

“Personas con problemas cardiológicos deben tener cuidado”, advierte Mejía.

Incapacidades

Es normal que durante el mes que dura el Mundial haya más ausencias laborales y se pidan incapacidades, pero desde ya el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) aclara que estas solo se dan a personas que realmente lo necesitan.

“Ahorita el hospital ha establecido mecanismos estrictos en el otorgamiento de incapacidades. Ahora solo se dan si demuestran que si las pruebas científicas, pruebas de laboratorio, estudios especiales demuestran que amerita una incapacidad”, aseguró Kattia Danilov Sevilla, oficial de comunicación del hospital regional del Norte del IHSS.

Agregó: “La institución ha tenido una preocupación constante de que no vean al IHSS como una entidad que regala incapacidades”.

Danilov reveló que, así como durante los Mundiales, las solicitudes de incapacidades también se disparan en fechas cercanas a Semana Santa, Navidad oFeriado Morazánico.

“Las estadísticas dicen que los lunes y viernes es cuando más casos de emergencia se presentan. Llegan por enfermedades gastrointestinales, lumbalgias, dolor de espalda, y muchos piden incapacidad, pero son las pruebas las que determinan si lo amerita o no”, dijo la oficial de comunicaicón.

Quien concluyó diciendo que “Se han ido mejorando y estableciendo controles”.

Consejo

Alexánder Leiva, director regional del Trabajo, aconsejó a las personas ser responsables en sus empleos para evitar problemas.

“Siempre hay alguno que otro que se incapacita”, dijo.

Recomendó a las personas seguir los reglamentos y no “inventar excusas para ausentarse”.

“La gente debe recordar que faltar al trabajo sin justificación un día significará que le deduzcan ese salario. Ausentarse injustificadamente dos días continuos o tres veces en el mes sin justificación, aunque no sean seguidos, es motivo de despido directo”.