Más noticias

Heydi, la campeona a la que el machismo no pudo marchitar

Heydi, que juega para los San Pedro Sula Thunder, se coronó campeona recientemente.

Video que muestra cómo Heydi practica en el gimnasio Gimnasio Joyo Salomon de San Pedro Sula.

Redacción.

Su exesposo en un arranque de celos le cortó los pies en el año 2015, pero eso no impidió que Heydi Hernández se levantara, continuará con su vida, buscara un nuevo trabajo y hasta practicara baloncesto.

Esta hondureña nos dio a todos una lección: nadie puede decirle "no puedes" y tampoco pueden atreverse a cortarle la fuerza de su espíritu.

Hace un año Heydi ingresó a la Liga Hondureña de Balonceso en Silla de Ruedas (BSR), aunque antes, no existía ese deporte para ella, ni ningún otro.

Su obstinación por conducirse siempre por la ruta positiva, mirarle el lado positivo a las cosas, muy pronto, la convirtió en lo que ahora, en todos los ámbitos de su vida, ha decidido ser: una verdadera campeona.

Heydi, que juega para los San Pedro Sula Thunder, se coronó campeona recientemente después de que su equipo derrotara a escuadras de Tegucigalpa y Copán.

LEA: Capturan a hombre que cercenó los pies de su mujer

La hondureña, que fue atacada en abril de 2015, luchó por levantarse de su cama y en diciembre de 2016 logró que le donaran una prótesis con la que volvió a caminar. Pero a Heydi no le bastó con caminar, ella, también quería también jugar.

Esta es la entrevista que le realizó Diario LA PRENSA:

Heydi, ¿cómo encara la vida después de tres años desde que fue atacada por su exesposo?.
Gracias a Dios ya me recuperé. He conseguido un nuevo empleo. Me han abierto las puertas y ahora estoy trabajando.

Usted sin duda debe ser un orgullo para sus cuatro hijos y el resto de su familia, ¿qué le dicen ellos?
Se quedan admirados porque a pesar de mi condición, que no tengo pies, puedo hacer muchas cosas. Trabajar y hacer deporte.

Recientemente vimos fotografías de que es campeona en la liga hondureña de discapacitados, cuéntenos sobre este evento.
Hace un año entré a jugar baloncesto en silla de ruedas. Me llamó mucho la atención ver a un muchacho que estaba practicando ese deporte, se llama Carlos Mejía.

LEA: “Cuando le vi los pies cortados, yo los levanté y la quise curar”

¿Cómo comenzó a jugar baloncesto?
Yo le dije a él que ayudara a poder practicar este deporte. Y fue él quien me enseñó.

¿Dónde entrenan?
Nosotros vamos a entrenar cada fin de semana al gimnasio municipal de San Pedro Sula. Hemos ido a Cortés, Copán y Tegucigalpa. Gracias a Dios hemos quedado en primer lugar.

¿Ha salido de Honduras practicando esta disciplina?
He podido representar a Honduras en otros países como El Salvador. El 05 de enero fui a Nicaragua.

¿Cómo es la relación con sus compañeras de equipo?
Pues la verdad, la verdad, la relación entre nosotras es muy buena.



¿Ya sabía antes jugar baloncesto?
Nunca, es primera vez.

¿Algún otro deporte?
Ninguno, es una experiencia nueva.

¿Cómo es su vida en el trabajo?
Trabajo en Químicas Macdel. Antes no podía desarrollar un trabajo, pero ahora tengo un trabajo estable con mis compañeros, convivimos aquí. Es muy diferente.

¿Cuál es su mayor sueño?
Ver un futuro para mis hijos, que sigan adelante y por eso estoy trabajando duro. Quiero verlos que lleguen a ser alguien.

LEA: La transformación de Heydi, la joven a quien su marido cortó los pies

La violencia marcó para siempre el pasado de Heydi, pues su entonces pareja le cortó ambos pies a machetazos; pero hoy en día sale el sol para esta valiente hondureña gracias a su actitud positiva.

Su exesposo Marcio Amílcar Mateo Salazar (42) fue procesado judicialmente por lo que le hizo.

Salazar, ya tras las rejas, dijo: “Cuando le vi los pies cortados, yo los levanté y la quise curar”.

Este condenable hecho que ocurrió en Choloma, Cortés, y conmocionó a los hondureños, es solamente un ejemplo de que existen tareas pendientes para proteger a las mujeres víctimas de violencia doméstica. Muchas de ellas no corrieron la suerte de Heydi, ya que desgraciadamente engrosan las filas de las víctimas de femicidios.