Más noticias

Piden a turistas viajar con precaución para evitar tragedias en las carreteras

Trabajos de ampliación y reparación se suspendieron para permitir un tráfico más fluido en Semana Santa.

No conducir ebrios ni a altas velocidades, aconsejan las autoridades
No conducir ebrios ni a altas velocidades, aconsejan las autoridades

Tegucigalpa, Honduras.

Este verano hagamos de la prevención una tradición es el lema con el que el Gobierno, a través de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm), recomienda a los veraneantes que saldrán de vacaciones durante esta Semana Santa, que tengan precaución.

La Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) informó que desde el domingo se suspendieron los trabajos en las carreteras donde se trabaja en obras de infraestructura vial. Las obras se reanudarán hasta el lunes 2 de abril. Con esto, las autoridades buscan que el tránsito sea más fluido y seguro en las carreteras.

Control

Según cifras del Instituto Hondureño de Turismo (IHT), durante la Semana Santa se movilizarán unos 3.5 millones de hondureños que harán turismo interno y debido a esto, autoridades de Insep piden a turistas viajar con cautela para evitar tragedias en las carreteras. Entre las principales recomendaciones se advierte a los veraneantes que no conduzcan a alta velocidad ni en estado de ebriedad.

En los operativos de seguridad, Conapremm instalará más de 500 puntos de control en las carreteras, en los que participarán 20,000 miembros y voluntarios, se han hecho inspecciones físico-mecánicas en más de 1,800 unidades de transporte a nivel nacional, y el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) ha otorgado más de 400 permisos.

Insep informó que en un 80% avanzan los trabajos de la última fase en el Canal Seco. En el Corredor Turístico se han hecho varias ampliaciones y rehabilitaciones. En el sur del país, en el Corredor Pacífico, hay varias obras que ya están en el 90% completadas. En el Corredor de Occidente se han hecho avances, pero aún falta mucho por terminar, por lo que las autoridades piden prudencia a los conductores.