Más noticias

“Canopy” y “river tubing”, aventuras extremas en el occidente de Honduras

A pocos minutos de Santa Rosa se encuentra San Juan de Opoa, un municipio que apenas despierta en el turismo nacional, pero que desde ya ofrece el river tubing.

VER MÁS FOTOS
Santa Rosa de Copán, San Juan de Opoa, Gracias Lempira y hasta la misma ciudad maya de Copán Ruinas esconden espectaculares opciones para realizar canopy.

Copán, Honduras

A pesar de que las ciudades occidentales de Honduras son tranquilas, impresas de cultura y riqueza colonial, y que podemos admirar su belleza natural, tienen un secreto único y que pocos han descubierto: su emocionante incursión en el turismo de aventura y extremo.

Para una muestra, Santa Rosa de Copán, San Juan de Opoa, Gracias Lempira y hasta la misma ciudad maya de Copán Ruinas esconden espectaculares opciones para realizar canopy, admirar su belleza natural o simplemente deslizarse en un neumático por un río caudaloso.

Para empezar esta aventura es obligatorio ir a Copán Ruinas y aventarse en su canopy, ferviente lugar místico donde observas su naturaleza y riqueza cultural. En esta ciudad puedes, además, sumergirte en sus saludables aguas termales.

Yendo en el recorrido, puedes visitar Santa Rosa de Copán e internarte en sus vírgenes y espectaculares senderos de pino, vivir una aventura natural combinada de un agradable clima frío. Si tienes más tiempo puedes recorrer sus fincas de café en un inolvidable y educativo tour.

A pocos minutos de Santa Rosa se encuentra San Juan de Opoa, un municipio que apenas despierta en el turismo nacional, pero que desde ya ofrece el river tubing, un juego extremo, pero relajante en el río Higuito, en el cual puedes observar sus cañones y espectacular vista. Toda la información puedes encontrarla en el Club El Yate.

Adentrándose en el occidente de Honduras encontraremos una joya mágica llamada Celaque, ubicada en Gracias, Lempira, una aventura que pocos se atreverían a recorrer y menos a llegar a la cima más alta del país, unos 2848 metros sobre el nivel del mar.

Y para finalizar nuestro recorrido de naturaleza y aventura occidental, es imposible no tirarse del canopy más extremo de Centroamérica, una emocionante experiencia de seis cables que comprenden distancias entre un kilómetro hasta el más fácil de unos doscientos metros.

Desde el canopy, con una altura de 300 metros, se pueden ver impresionantes paisajes y por supuesto la belleza colonial del bello municipio de La Campa.

Si desea conectarse con la naturaleza y vivir una experiencia única, le invitamos a conocer la Ruta Lenca en su máximo esplendor.