Más noticias

Proponen a Honduras un enfoque de salud para presos con enfermedad mental

El sistema penitenciario de Honduras no cuenta con psiquiatras en las cárceles.

Alessandro Norbedo, especialista italiano, realiza declaraciones a Efe durante el foro 'La salud mental en el sistema de justicia' celebrado en Tegucigalpa (Honduras). EFE
Alessandro Norbedo, especialista italiano, realiza declaraciones a Efe durante el foro 'La salud mental en el sistema de justicia' celebrado en Tegucigalpa (Honduras). EFE

Tegucigalpa.

Expertos italianos propusieron este martes a las autoridades de Honduras trabajar en una estrategia que permita tratar a los presos con problemas de salud mental desde un enfoque de salud pública.

Alessandro Norbedo, especialista italiano, dijo a Efe en el foro "La salud mental en el sistema de justicia", que en el sistema penitenciario de Honduras "hay mucho trabajo que hacer" para mejorar las condiciones de los internos con ese tipo de afecciones.

Las cárceles son "parte del territorio nacional, entonces los que están en el centro penal deben ser asistidos por el sistema nacional de salud" y las autoridades hondureñas "tienen que trabajar y colaborar con los operadores sanitarios en conjunto", subrayó Norbedo.

En el foro de un día, el cual es auspiciado por la Organización No Gubernamental italiana Dokita y el programa Eurojusticia de la Unión Europea, las autoridades hondureñas y organizaciones también analizan el modelo de Justicia de Italia.

El especialista indicó que Italia logró hacer frente a las enfermedades mentales en los centros penales al aplicar "un enfoque de salud, no desde un enfoque de encierro o de represión", lo cual podría replicar Honduras.

"Se evitaría mucho de los problemas con una presencia más activa (de las autoridades sanitarias) dentro de los centros penitenciarios", señaló Norbedo, quien forma parte de una misión italiana que visitó la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel del país, para conocer la situación de los 120 presos psicóticos que hay en ese centro penal.

El experto reconoció que "no es fácil" para los operadores de salud cambiar la metodología de atención y "aplicar" lo que hizo Italia, pero, para ello, es "indispensable" más voluntad política.

"Es indispensable que en el mundo político alguien tenga el valor de hacer esos cambios porque los operadores de salud necesitan el apoyo político", señaló.

El representante de la ONG Dokita, el italiano Salvatore Serra, dijo a Efe que el sistema penitenciario de Honduras "no tiene la capacidad" para atender a los internos con problemas mentales porque carece de psiquiatras y personal experto en la temática.

Señaló que el tema es un "problema muy complejo", pues muchos de los reclusos que sufren alguna enfermedad mental representan "una peligrosidad" para otros.

"Nosotros queremos ir al derecho de la persona, porque una enfermedad mental tratada adecuadamente, no solo con fármacos, puede mejorar y se puede bajar la agresividad" del afectado, subrayó Serra.

Destacó que las autoridades deben enfocar sus esfuerzos en los presos que tienen una enfermedad mental, aunque reconoció que "es difícil implementar" cambios.

El experto italiano indicó que su país podría colaborar con Honduras en la temática si el país centroamericano "muestra interés y un compromiso" de mejorar las condiciones de los presos con enfermedad mental.

Durante el foro, el director de la Defensa Pública de Honduras, Manuel Antonio Pacheco, por su parte, señaló que el sistema penitenciario del país no cuenta con psiquiatras en las cárceles.

Enfatizó que los presos con este tipo de afecciones son enviados a hospitales siquiátricos para recibir tratamiento, pero el país carece de clínicas siquiátricas en las cárceles.

El sistema penitenciario de Honduras, compuesto por unas 30 cárceles, alberga a 17.712 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, por lo que impera la sobrepoblación y el hacinamiento, según cifras oficiales.