Más noticias

Invertirán L15.4 millones por sabotajes a la Enee

En nueve ocasiones, personas desconocidas provocaron daños a los sistemas, los que dejaron millonarias pérdidas.

Las zonas de Olancho, Yoro y Cortés han sido las más afectadas.
Las zonas de Olancho, Yoro y Cortés han sido las más afectadas.

Tegucigalpa, Honduras.

Nueve estructuras, cuatro con torres metálicas y cinco con postes de madera, son los daños provocados por personas desconocidas al sistema de la Enee.

Según los funcionarios de la estatal, se invertirán 650,000 dólares (al menos 15.4 millones de lempiras) en reparaciones definitivas a los sistemas.

Del 21 de noviembre de 2017 al 23 de febrero de este año han sido saboteadas varias estructuras de la red de transmisión de energía eléctrica en las zonas oriente, norte y occidente del país. Esto provoca la operación de dispositivos de protección y por ende el suministro eléctrico por daños en estructuras de las líneas de transmisión de alta tensión, además de daños económicos y materiales al derribar torres metálicas y de madera.

“Cada uno de estos eventos, producto de sabotaje, han sido denunciados a la oficina del Ministerio Público”, informó Lucas Ramos, gerente del departamento de Transmisión de la Enee.

El primer hecho se presentó el martes 21 de noviembre cuando desconocidos incendiaron uno de los postes de madera en Olancho. Solo ahí se invirtieron 18,000 dólares. Un mes después, desconocidos colocaron e incendiaron llantas en la parte inferior de los postes de madera de la línea de la línea de Guaimaca – Juticalpa.

“Fue necesario reemplazar toda la estructura afectada para restablecer el suministro eléctrico a Olancho”, explicó Ramos. El costo estimado de la reparación definitiva fue de 20,000 dólares.

Estos dos eventos fueron denunciados a las autoridades del Ministerio Público.

En este entonces, el gerente de la Enee, Jesús Mejía, demandó que se parara este tipo de situaciones.

Sin embargo, en los primeros días de enero se reportó, por parte del personal contratado para la limpieza alrededor de las bases de las estructuras de madera de la línea de transmisión de Guaimaca – Juticalpa, que personas desconocidas habían puesto madera apilada en las bases de los postes, lista para ser incendiada, agregó Ramos.

En el valle de Sula, el primer sabotaje de tres, ocurrió el domingo 17 de diciembre 2017.

Provocaron la caída de una torre de alta tensión por corte y desenroscado de pernos en El Progreso, Yoro.

El último incidente en la colonia Santa Isabel, de San Pedro Sula, vándalos cortaron con acetileno dos de las patas de la torre 44, provocando la caída de esta estructura que soporta las líneas de transmisión de Choloma– San Pedro Sula. Actualmente se trabaja en una solución provisional que permita habilitar este doble enlace de transmisión. Costo estimado en reparación provisional es $18,000 y el costo estimado de la reparación definitiva será de 140,000 dólares.