Más noticias

Con 67 votos a favor se eligió la junta directiva del Congreso Nacional

La elección se realizó en medio de un fuerte dispositivo de seguridad y bajo las protestas de los diputados de la Alianza de Oposición.

Mauricio Oliva toma la promesa de ley a los nuevos miembros de la junta directiva.
Mauricio Oliva toma la promesa de ley a los nuevos miembros de la junta directiva.

Tegucigalpa, Honduras.

En una hora inusual, bajo un fuerte dispositivo de seguridad en las afueras del hemiciclo legislativo y en medio de los insultos, silbidos y gritos ensordecedores de los diputados de la Alianza de Oposición, el Congreso Nacional eligió ayer la nueva junta directiva en propiedad de ese poder del Estado.

Mientras la sesión se desarrollaba, decenas de militantes de la Alianza de Oposición encabezados por el excandidato presidencial Salvador Nasralla y el coordinador de Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, se congregaron en las inmediaciones del mercado La Isla, pero los militares les impidieron llegar a los bajos del Legislativo.

Oposición firme
Las cuatro bancadas de oposición integradas por Libre, Pinu, Partido Liberal y PAC se mantuvieron unidas y decidieron no votar ni integrar la nueva junta directiva del Poder Legislativo.

Tal como se adelantó en la semana, la nueva junta directiva quedó integrada por Mauricio Oliva Herrera en la presidencia, el nacionalista Antonio Rivera Callejas como primer vicepresidente, el diputado de la Alianza Patriótica Hondureña (APH) Denis Armando Castro Bobadilla como segundo vicepresidente, Bernardo Enrique Medina Yllescas, de la APH, como tercer vicepresidente, Mario Noé Villafranca, de Unificación Democrática (UD), como cuarto vicepresidente, Felicito Ávila, del Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH), como quinto vicepresidente, Gladis Aurora López Calderón, del Partido Nacional, como sexta vicepresidenta, y Román Villeda, del Partido Nacional, como séptimo vicepresidente.

En la secretaría fue electo el diputado nacionalista por Valle José Tomás Zambrano Molina y el también nacionalista por Lempira Salvador Valeriano como segundo secretario.

dr diputados 240118 (8)(1024x768)
La sesión contó con la participación de la mayoría de los miembros del Legislativo.

Como primera prosecretaria fue juramentada la diputada nacionalista por Olancho Teresa Concepción Cálix Raudales, y como segundo prosecretario el diputado nacionalista por Francisco Morazán Rossel Renán Inestroza.

En las vicepresidencias alternas fueron designados y juramentados el diputado nacionalista por Intibucá Elden Vásquez, el nacionalista por El Paraíso Walter Chávez, la diputada nacionalista por Copán Olga Josefa Ayala Alvarenga y la legisladora de la APH por Yoro Dunia Lizeth Ortiz Cruz.

También fueron electos y juramentados como secretarios alternos el nacionalista por Comayagua Gerardo Martínez y el parlamentario por Francisco Morazán Wilmer Reinel Neal Velásquez del Partido Nacional.

Tal como lo establece la Ley Orgánica del Congreso Nacional, Oliva Herrera fungirá en la presidencia por el cuatrienio 2018-2022; mientras que sus compañeros de directiva lo harán por los siguientes dos años con posibilidad de reelegirse.

Agenda legislativa
1. Ley de colaboración eficaz
El nuevo Congreso Nacional tiene pendiente la Ley de Colaboración Eficaz, propuesta por la Maccih y la Fiscalía para combatir la corrupción.
2. Reformas electorales y políticas
Uno de los puntos pendientes es la aprobación de las reformas electorales, entre las cuales está la integración del RNP y TSE.
3. Ley del ISV y del ISR
Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y la Ley del Impuesto Sobre Ventas (ISV), que se derivan del Código Tributario, están pendientes de aprobación en el Congreso.
4. Regulación reelección
El Congreso también tiene pendiente aprobar una iniciativa de ley enviada por el Poder Ejecutivo para regular la relección presidencial por una sola vez.

Ambiente hostil

La sesión se inició puntualmente a las siete de la mañana, una hora inusual para los diputados, con la lectura y aprobación del acta de la primera sesión preparatoria en la que se eligió la junta directiva provisional que quedó integrada por Mauricio Oliva, Denis Castro Bobadilla y Tomás Zambrano, en la presidencia, vicepresidencia y secretaría, respectivamente.

La reunión parlamentaria se desarrolló en un ambiente caldeado y bajo estrictas medidas de seguridad dentro y en los alreredores del salón de sesiones.

Mientras el secretario Tomás Zambrano leía el acta de la sesión anterior, los miembros de la bancada de la Alianza de Oposición lo interrumpían gritando al unísono: “Asesinos, asesinos y fuera JOH, fuera JOH”.

Tras la lectura, se le concedió la palabra al diputado nacionalista por Olancho Reinaldo Sánchez, quien presentó formal moción proponiendo la integración de la nueva junta directiva en propiedad compuesta por todos los antes mencionados.

Sánchez argumentó que esta directiva está integrada por cuatro fuerzas políticas, Partido Nacional, Alianza Patriótica, Unificación Democrática y Democracia Cristiana, cuyos miembros tendrán como agenda mínima impulsar el empleo, el acceso al crédito, proyectos de viviendas, continuar con el programa de Vida Mejor y en materia de seguridad; pero fundamentalmente discutir las reformas electorales que resulten del diálogo nacional.

Inmediatamente después, la moción fue sometida a discusión y aprobación, en medio de los gritos de los diputados de la oposición.

La moción fue aprobada y respaldada por las firmas de 67 parlamentarios de las bancadas del Partido Nacional, Partido Demócrata Cristiano de Honduras, Alianza Patriótica Hondureña y Unificación Democrática; mientras que 61 diputados de la bancadas de Libre, Partido Liberal , Partido Innovación y Unidad (Pinu) y Partido Anticorrupción (PAC) votaron en contra de la moción.

La bancada liberal desde un día antes adelantó que no integrarían la junta directiva y tampoco votarían por la propuesta formulada por los nacionalistas.

Acto seguido, el diputado presidente fue juramentado por el secretario Tomás Zambrano e inmeditamente Oliva procedió a tomar la promesa constitucional a los restantes miembros de la junta directiva en propiedad.

Luego de la juramentación, el presidente del Congreso fijó como orden del día celebrar sesión el próximo jueves 25 de enero a las diez de la mañana con los puntos: comprobación del quorum, apertura de la sesión, lectura, discusión y aprobación del acta anterior, instalación de la primera legislatura del período 2018-2022, proyectos, dictámenes y mociones; y enseguida procedió a cerrar la sesión.

La sesión se cerró en medio de los gritos, silbidos, insultos y abucheos de los miembros de la bancada de la Alianza de Oposición, quienes alegaron que nuevamente se impuso la dictadura al no permitírseles el uso de la palabra.

Al terminar la sesión, los diputados nacionalistas y de la Alianza de Oposición protagonizaron un bochornoso enfrentamiento frente a los medios de comunicación en el que hubo empujones, gritos y golpes. En las afueras del hemiciclo, el excandidato Salvador Nasralla reaccionó indignado por la elección y expresó que “a esos 128 pandilleros hay que quitarlos” al tiempo que los acusó de ser “unos barzones y vendidos”.