Más noticias

“Cada vez compramos más café de Honduras”

Eduardo García Pallares. El gerente general de Nestlé en Honduras habla de las cápsulas Dolce Gusto con café orgánico de la región Corquín por las que optan en 2018

San Pedro Sula, Honduras

Eduardo García Pallares, gerente general de Nestlé en el país, opina que Honduras tiene que ser líder en el café de calidad para incrementar la percepción de valor y precio del grano. La multinacional suiza Nestlé de más de 150 años de existencia tiene propuestas comerciales en 2018 que incluyen productos con café hondureño.

¿En qué consiste la cápsula que van a lanzar para la marca Dolce Gusto?

El comprador mundial número de uno de café es Nestlé y Nestlé compra varias plataformas, desde Nescafé Dolce Gusto, Nespresso, coffee shops, tiene varias plataformas. La plataforma líder de cápsulas a nivel global es Nespresso y Dolce Gusto. Esta es la primera vez que vamos a lanzar una cápsula que nosotros llamamos “de origen”, donde se va a lanzar una cápsula de Honduras y va a ser 100% orgánico de la región de Corquín. Esta cápsula la vamos a tener en cada máquina como un sampling y aparte se van a vender las cajas en países como Inglaterra, México, Estados Unidos, Japón, China. Estamos muy contentos, porque todo mundo va a sentir la calidad del café hondureño de la región de Corquín, Copán.

¿Es una gran propuesta para Nestlé este producto?

Es una gran propuesta y es parte de un gran camino. Desde 2014 venimos apoyando la caficultura hondureña, con plantas resistentes a la roya, en 2017 con secadores solares y en 2018 vamos a apoyar con marcas que fortalezcan la percepción del café hondureño. Es la gran propuesta de 2018 que se verá en Honduras, pero mucho más nivel mundial.

¿Será que los consumidores están buscando un café más personalizado?

La personalización es una tendencia muy fuerte y nosotros damos una tendencia muy fuerte en el origen. Compramos una gran parte del café en Honduras y cada vez compramos más; pero aparte de un café genérico, los consumidores quieren ver un café de origen. Un café hondureño orgánico de Corquín, taza negra, capuchino, latte macchiato, pero aparte de las cápsulas de origen, Nestlé está lanzando cápsulas con máquinas café Dolce Gusto que permiten una personalización de la bebida. La gente quiere la experiencia de los coffee shops en sus casas.

Financial Times dijo que Honduras es el tercer productor de arábiga, más allá de ser productores, ¿se está viendo la calidad?

Nos fascina ser parte de este viaje. Nestlé ha sido parte de esta calidad al dar plantas resistentes a la roya y los secadores. El café, el fruto es superbueno en Honduras, pero si no se le da el tratamiento adecuado, pierde percepción de calidad. Se puede tener el mejor café, pero si no se tiene la infraestructura o la técnica, la calidad se deteriora. Ahora bien, esto no es trabajo de una persona o de una compañía, me consta que hay productores y exportadores que han apoyado para lograr este buen momento.

¿Cómo motivar a los productores en un contexto de bajos precios en el mercado internacional?

Honduras tiene que ser líder en el café de calidad y no me refiero únicamente a café de taza de excelencia. Los cafés de especialidad son certificados. La mayoría del café que compramos es con una calificación 4C, que es una especialización UTZ u orgánicos, que incrementan la percepción de valor y también el precio. En mi opinión, Honduras tiene que seguir fortaleciendo la marca del café hondureño. Más allá de producir un café arábiga de buena calidad es que se reconozca como tal.