Más noticias

“La política es un instrumento para ayudarle a la gente”: Mario Noé Villafranca

Fundador del posgrado de cirugía de cáncer en el país. Exsecretario de Salud y expresidente del Colegio Médico de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Nació en la ciudad de Tegucigalpa y creció en una familia muy unida, siendo el mayor de cuatro hermanos apasionados por el baseball. A muy temprana edad tuvo que sufrir la muerte de su padre a causa del cáncer de colon. Hoy en día, Mario Noé Villafranca es un reconocido médico oncológico, y diputado electo por el Partido Unificación Democrática (UD) para el periodo legislativo 2018-2022.

¿Dónde nació Mario Noé Villafranca?

Nací el 4 de diciembre de 1966 en Tegucigalpa.

¿A qué se dedicaban sus padres?

Mi padre era licenciado en administración de empresas y mi madre secretaria bilingüe.

¿Cómo fue la convivencia con su familia?

Siempre en un ambiente de mucha calidez, cenábamos juntos todos los días y los fines de semana salíamos y conversábamos todos en familia, esa fue la educación que nos dieron, pero relativamente corta porque mi papá murió cuando yo tenía 17 años, y desde ese tiempo mi madre asumió sola la responsabilidad de sacarnos adelante.

¿Dónde cursó sus años de estudio?

La secundaria la realicé en el instituto Salesiano San Miguel y egresé de bachiller en Ciencias y Letras, después estudié la carrera de medicina en la Unah, de ahí mi madre me apoyó en mi primera especialidad en cirugía general y en cirugía oncológica, fue la que me dio los medios para poder irme a México los primeros meses, luego tuve la dicha de poder conseguir una beca a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, y con eso pude sostenerme los tres años que estudié en ese país.

¿Cómo fueron los años de estudio en México?

Fueron muy bonitos, de hecho recuerdo que me levantaba todos los días a las cuatro de la mañana, estudiaba normalmente unas cinco a seis horas diarias y trabajaba el resto del día que era evaluando pacientes, entrando al quirófano, haciendo investigación. Desde el punto de vista profesional, mi especialidad se la debo primero a Dios y, segundo, a México, que me dio la oportunidad de hacerme cirujano oncólogo en el Instituto Nacional de Cancerología.

¿Qué lo motivó a estudiar medicina?

Cuando estaba en tercer curso del colegio quería ser ingeniero, pensaba en tener mi propia constructora y ser arquitecto a la vez, pero mi papá se enfermó, entonces comencé a acompañarlo a las citas con los médicos, después en el momento que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Estar familiarizado en ese ambiente hospitalario me comenzó a llamar muchísimo la atención, y ya para graduarme del colegio tomé la decisión final de estudiar medicina.

¿Qué enfermedad tuvo su padre?

Cáncer, mi papá murió de cáncer de colon

Aparte de México, ¿en qué otros países estudió?

Tuve la oportunidad de ganarme una beca para estudiar el último año de tratamiento de cáncer en Japón, eso fue en 2001, también me ha tocado estar en cinco ocasiones en Estados Unidos, la primera fue en la universidad de Tulane, Nueva Orleans, Miami, New York (2), y un curso en Madrid sobre trasplante; de igual manera he participado en varios congresos, especialmente en Estados Unidos.

Con toda su preparación profesional, ¿por qué quedarse en Honduras y no trabajar en el extranjero?

Sinceramente tuve la oportunidad, fui aceptado en precirugía en el Thomas Jefferson de Pensilvania, pude quedarme trabajando en México, pero la verdad es que yo siempre le aposté a Honduras, tratar de ayudar y colaborar en el área que yo había estudiado para servir a la gente que padecía de cáncer y, pues, como éramos muy pocos fundamos el posgrado de cirugía de cáncer y hoy por hoy casi el 70% de los pacientes que son operados en el país es por colegas que fueron formados en esa escuela que nosotros fundamos y nos sentimos muy contentos, hoy veo a los que en algún momento fueron alumnos míos que son excelentes profesionales y ahora yo aprendo algunas cosas de ellos, así que creo en Honduras y quiero a mi país, es aquí donde nací y donde voy a morir.

¿Qué logros obtuvo cuando fue presidente del Colegio Médico de Honduras (CMH)?

Logré obtener los dos beneficios de incremento salarial más grandes que se han tenido en la historia del CMH, la contabilidad prácticamente se llevaba a través de un libro y logramos nosotros sistematizarla, también logramos promover un concurso más grande de la medicina en Honduras.

¿Cómo inicia usted en la política?

Me dio la oportunidad mi tío Hugo Noé Pino en el movimiento Unión Liberal, cuando él compitió en las internas; en ese tiempo estaba el expresidente Zelaya, que era el candidato más fuerte en el Partido Liberal. Ya para las generales, me acuerdo que el ingeniero Elvin Santos, que estaba de candidato a vicepresidente, me pidió que trabajara y apoyara al candidato a alcalde de Tegucigalpa, y ahí estuvimos haciendo lo mejor posible. Fue una victoria agridulce porque se perdió la alcaldía, pero se ganó la presidencia.

¿Cómo fue su paso por la Secretaría de Salud?

Fue un momento sumamente difícil, teníamos más de 28 sindicatos y tres centrales obreras en contra y el sistema funcionó. No se paralizó en ningún momento; huelgas permanentes en los hospitales gracias a Dios no tuvimos, y nunca nosotros hicimos ninguna compra directa ni de emergencia y procuramos no tocar ni un tan solo centavo del presupuesto del siguiente secretario de estado para no afectar su administración.

¿Por qué se aleja del Partido Liberal?

Tomé la decisión de hacerme a un lado porque recorrí varios departamentos y había escuchado el sentimiento de muchos liberales y me di cuenta que no concordaban los sentimientos y anhelos con lo que en ese momento la cúpula del partido tenía en mente, y como yo no me sentí muy de acuerdo en algunas acciones preferí mejor hacerme a un lado, sentí que esa famosa doctrina y especialmente el cómo buscarle resolver el problema a gente necesitada no era prioridad en ese momento si no otras.

¿Cómo llega a la UD?

Me hicieron un ofrecimiento de elección popular, estuvimos conversando sobre el tema y lo que este servidor tenía de visión de país y concordamos.