Más noticias

Honduras aplica las pruebas de alcoholemia menos severas

El nivel de tolerancia permitido en el país es de 0.07 miligramos de alcohol, mientras que en El Salvador, Costa Rica y Nicaragua es de 0.04 y 0.05 miligramos, es decir que es mucho más severo

Tránsito y el Ihadfa realizan pruebas de alcoholemia a lo largo de todo el país.
Tránsito y el Ihadfa realizan pruebas de alcoholemia a lo largo de todo el país.

Tegucigalpa, Honduras

“Quien va a conducir no debe siquiera oler el alcohol, ni siquiera probarlo. El que maneja que no ingiera alcohol. Es cero bebidas mientras conduzca”, así de categórica es la advertencia de Oswaldo Arita, subdirector de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, a los conductores de vehículos en el país.

La severidad en la aplicación de la ley y la dureza de las sanciones es con el fin de evitar accidentes y la ley es clara: si al efectuar la prueba de alcoholemia la persona registra 0.07 miligramos o más de alcohol en la sangre, se considera que el conductor es un peligro.

“La persona que conduce bajo la ingesta de bebidas alcohólicas o drogas y tiene algún accidente con lesiones graves y muertes se remite a la Fiscalía, quien determina si es un delito culposo u homicidio”, explicó Arita.

“Nosotros acompañamos con nuestros alcoholímetros a las autoridades de Tránsito en la aplicación de las pruebas. Es muy efectiva. Es muy poco el margen de error. La efectividad es de un 99.9%. La prueba de alcoholemia sale positiva con solo haber tomado un trago de vodka, ron o wisky”, explicó Óscar Gómez, director del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa).

Aún así esta prueba es menos severa que en otros países de la región. Por ejemplo, Honduras aparece con un nivel intermedio en los límites legales de alcohol en la sangre con 0.07 miligramos, El Salvador tiene un nivel de 0.04, Nicaragua 0.05, Costa Rica 0.05 y México 0.08, según la tabla del Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial (Oisevi).

Sanciones

La Ley de la Penalización de la Embriaguez Habitual, contemplada en el Decreto 100-2000, autoriza a la Policía Nacional, a practicar pruebas de alcoholemia para determinar la presencia de alcohol en la sangre o en el organismo, a toda persona que conduzca un vehículo.

La cero tolerancia del alcohol en la conducción, es ley en Honduras. “En Honduras un trago que se tome de vodka o vino, sale positivo”, apuntó Gómez.