Más noticias

Tránsito mejorará atención vial con nuevas patrullas

Esperan que en los próximos días les entreguen 15 motos para dar atención rápida.

Las seis patrullas policiales empezaron a funcionar desde ayer en diferentes puntos de la ciudad.
Las seis patrullas policiales empezaron a funcionar desde ayer en diferentes puntos de la ciudad. / Foto: Amcar Izaguirre

San Pedro Sula, Honduras.

Con patrullas nuevas y equipo de logística fortalecerán los trabajos que realizan los miembros de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte en la ciudad.

Son seis patrullas y tres buses que fueron entregados a la dirección de la zona noroccidental desde hace una semana, los cuales empezaron a ser utilizados ayer, expresó el comisario, Robert Naín Núñez, titular de esa institución.

“Con esto tendremos una mayor presencia en los ejes carreteros, pues aquí ocurren bastantes accidentes y ahora tendremos mayor capacidad de respuesta”, dijo.

Las patrullas se desplazarán en los distintos bulevares de la ciudad y llegarán a Chamelecón, Cofradía, El Progreso y Choloma y se espera mejorar la calidad del servicio y brindar asistencia a la población que se conduce por esas carreteras.

Además de los vehículos, también recibieron 100 conos fluorescentes, 200 pares de guantes, 200 chalecos con cintas reflectivas y cuatro radares de velocidad; estas herramientas darán una mejor funcionalidad para tener más presencia policial en las carreteras, estableció el comisario.

En los próximo días se espera que unas 60 motocicletas sean entregadas a nivel nacional, de esas, 15 estarían llegando a la Dirección de Vialidad de la zona noroccidental.

Algunos pobladores manifestaron que con la asignación de equipo esperan que la respuesta de los agentes de tránsito sea más rápida en los accidentes vehiculares.

A nivel nacional, el Consejo Nacional de Seguridad Vial adquirió 50 vehículos tipo pick up, doble cabina, seis autobuses, 75 radares de velocidad, 10,000 conos fluorescentes e igual cantidad de chalecos y guantes con cinta reflectiva, por un monto de más de L82 millones.

“La compra se hizo con el dinero que se recauda de las sanciones que se le imponen a los ciudadanos que infringen la ley de Tránsito”, explicó el comisario Núñez.