Más noticias

Encapuchados dañan puertas y computadoras

La rectoría anunció ayer que el período académico no será cancelado y ahora todo depende de que los docentes y estudiantes estén en las aulas.

Hubo vandalismo ayer. En el edificio de imágenes biomédicas, los encapuchados intimidaron a los pacientes.
Hubo vandalismo ayer. En el edificio de imágenes biomédicas, los encapuchados intimidaron a los pacientes.

Tegucigalpa, Honduras.

Los estudiantes hicieron nuevamente el intento de regresar a clases y ayer las actividades académicas fueron a medio vapor en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

No obstante, las autoridades informaron que no habrá cancelación de período y que el final del mismo será el 17 de noviembre. Para esa fecha las notas de los estudiantes deben estar subidas al sistema. Por lo tanto, queda en manos del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) el que los alumnos reciban o no el pan del saber.

En conferencia de prensa, la rectora Julieta Castellanos informó que los maestros y alumnos deben hacer lo posible por recuperar las clases.

“El profesor que no haya dado clases no va a registrar calificaciones, el profesor que sí haya dado clases va a registrarlas, nosotros no vamos a cancelar el período, los estudiantes lo van a cancelar si no vienen a clases y si el MEU no les permite entrar a los edificios”. Ayer, las clases fueron normales de 7:00 a 9:00 am, pero nuevamente en tres de los edificios los estudiantes obstaculizaron el paso con sillas en los pasillos.

La cantidad todavía fue poca, pero sí creció en comparación con la del lunes. Se constató que había secciones donde los maestros daban clases a grupos de diez estudiantes, pero que la asignatura se impartió.

Vandalismo

El pasado 20 de julio se notificó a 18 estudiantes que estaban expulsados de la Unah debido a la invasión en horas de la madrugada del edificio administrativo.

Una de las exigencias que hace el MEU para liberar los edificios es que esos alumnos sean reinsertados a la Unah. De acuerdo con las autoridades de la alma mater eso no pasará.

“Eso no está a discusión ni va a negociación, ellos ya no son nuestros estudiantes ni están en el sistema, no pueden ingresar durante cinco años”, dijo Castellanos.

No había pasado una hora desde ese anuncio cuando miembros del MEU irrumpieron violentamenta en las oficinas de la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles, donde aprovechando su condición de encapuchados rompieron unas 15 computadoras luego de haberlas mojado, según el reporte de la Unah. Fausto Cálix, vocero del MEU, condenó estas acciones.

“Que les caiga todo el peso de la ley a los responsables. No hay justificación alguna para dañar bienes de la universidad y del pueblo, que se haga una investigación exhaustiva y minuciosa y que los castiguen, independientemente de quien se trate”, manifestó Cálix.